Relato del Freljord: LA LEYENDA DEL REY LOBO/ PARTE VIII

La anciana de túnica negra se dio la vuelta. Thenglir la observo retirarse, se dirigía a lo mas profundo del Freljord, el viento gélido e invernal habia empezado a tapar su figura, aunque aun se notaba su túnica negra en el viento blanquecino. --- ¡Espere! ¡A donde se dirige! --- Grito Thenglir, sin saber por que había dicho aquellas palabras. La vieja bruja se detuvo y se volteo para ver por ultima ves a Thenglir, su rostro alguna ves serio y lleno de represión ahora era una amalgama de maternidad, muy parecidas al de Gnauril, su madre, por un momento Thenglir quedo paralizada. Era tan parecida y a la ves tan distinta. --- Mas al norte,-- Contesto--- al pico tullido de Yothumbrant, ahí nació otro joven con el mismo don que el del joven lobo que apresaron, pero diferente, pues el joven es la encarnación del Rey Umbrío Askelad. Aquel que porta la flama oscura de los Adelu. Thenglir retrocedió un poco al percatarse de que el viento cambiaba de rumbo. --- Algún día matriarca Thenglir, en el futuro, las guerras acabaran. Ten fe en ello, cuando aquel que porte la hola glacial del invierno Jhalnar, cuando aquel que porte el martillo rúnico Galahad y cuando aquel que porte la lanza sombría de Urubos se unan; el Freljord conocerá la igualdad, el Freljord renacera, pues al final todos son hijos de la tierra originaria de Urthistan y algún día Thenglir Runnaterra vivirá en la verdadera paz y recuerde siempre esto matriarca de los Garra Implacable: que si algún día le llegase la muerte reciba lo, con una sonrisa en los labios, pues después de la tormenta, viene la calma.--- La anciana levanto la mirada movió los labios como si pronunciara unas palabras, acto seguido levanto la mano y el viento rugiente se disipo, se calmo.--- Así como ahora. Bueno, Thenglir a sido muy interesante..... Tengo que retirarme, el destino es impaciente con las ancianas como yo. Le dejo al cuidado del joven lobo. ¡Muéstrele! ¡Enséñele! Cuando los tres se encuentren, de aquí a 7 años. Thengli no dijo nada, pues no había nada que decir, un silencio la extrañisimo la acompaño mientras observaba como la vieja bruja se retiraba; sin embargo, algo si que le había quedado claro, en tres años 3 individuos cambiarían para siempre la historia del Freljord y el rumbo de su futuro, sin saberlo Thenglir había quedado a cargo de aquel que portaría la espada del invierno y la ruina. Aquel de los primeros que aparecería, sin que la Garra Invernal o Thenglir lo supiesen, aquel joven lobo seria el primer patriarca del norte helado. Algo así no se había visto en muchos años pero sucedería. Y antes de que la anciana desapareciese, pronuncio sus ultimas palabras en un susurro: --- Me deja una tarea muy difícil.
Compartir
Denunciar como:
Ofensivo Spam Acoso Foro incorrecto
cancelar