Mas Alla De Las Sombras 2 Capitulo 26: Sombras Y Luces

[(https://boosteria.org/wp-content/uploads/pantheon-season-6-league-of-legends-guide.jpg)] https://boosteria.org/wp-content/uploads/pantheon-season-6-league-of-legends-guide.jpg Y volvemos después de tomar unos días de descanso, motivo por el cual andamos atrasados, ahora si vayamos directo al capítulo donde Atipaq y Newen se volverán a enfrentar, pero antes el link del capítulo anterior: https://boards.lan.leagueoflegends.com/es/c/creaciones-de-la-comunidad/nNqhjMjA-mas-alla-de-las-sombras-2-capitulo-25-decisiones PDT: 1,4 K de visitas… desde que inicie esto jamás pensé que llegaría a tener tantas vistas, aun recuerdos esos días en donde apenas llegaba a 25 vistas de las cuales 5 eran mías XD, esto da ganas de seguir adelante. {{sticker:slayer-pantheon-thumbs}} **Capitulo 26** **Sombras Y Luces Atipaq vs Newen (Parte II)** _“Sin sacrificio no hay victoria”_ **Atipaq, Newen** Sus ojos carmesí se observan fijamente mientras sus armas brillan como estrellas, el viento cambia de dirección al estar cerca de alguno de ellos, mientras los cansados Ajkllasgas los observan. _-¿Qué es esto?_ –Se pregunta el anciano Sísifo al ver a Atipaq. - _¿Por qué hay dos Newens? -¿Qué hacemos? _– Le pregunta Kruck mientras Yasel recobra el conocimiento. Una criatura del vacío corre hacia Newen desde su izquierda, pero se incinera al entrar en contacto con una bola de fuego oscura, mientras Atipaq crea un orbe de aire comprimido el cual al explotar crea una onda de choque que manda lejos a las criaturas que lo estaban rodeando. _-¿Cómo llegaste hasta aquí?_ – Pregunta Newen. _-… mmm tú lo dijiste Targon es una puerta que abre infinitas posibilidades y no es tan difícil cruzar esa puerta si cierto idiota conocido como Newen la deja abierta. -Esa mocosa, se supone que debía ocuparse de eso. -Esa mocosa es mi hermana y te ha estado engañando. -Ella es la que cree que nos engaña, pero solo es un peón desechable, por algo nosotros tenemos el control y tu pequeño insecto crees que podrás conmigo, ya olvidaste que las dos últimas veces te di una paliza…_ Newen extiende un brazo y detiene una bola de fuego lanzada por Atipaq, para después bloquear con su espada un ataque de la izquierda. – _Sigues siendo muy lento…_ - Mas Newen no ve venir un golpe con el brazo libre de Atipaq que lo manda a volar. _-Cállate._ – Le dice Atipaq mientras sustrae su otra espada. _-Pagaras por esto… -_ Ruge Newen mientras saca sus espadas y se lanza contra Atipaq. **Hace Unos Minutos** El silencio se hace presente por algunos segundos hasta que la criatura del vacío con dos cabezas se libera de su prisión de hielo y reanuda su ataque entre tanto más criaturas comienzan a asomarse desde las grietas del vacio. Atipaq se acerca a su hermana hasta que se detiene al sentir en el cielo a cientos de estacas invocadas por Velkanzir apuntando hacia él; el Ajkllasga voltea y observa al guerrero mágico listo para empalarlo. _-Detente Velkanzir_. – Hasta que la voz de Cronos lo detiene. _-¿Qué sucede?_ – Le pregunta. _-No estoy seguro._ – Responde el anciano. _-¿Qué? -Este muchacho frente a nosotros, lo veo y veo a Newen, pero no encuentro aquella oscuridad que lo acompaña, es como si… -No fuera el mismo._ – Interrumpe Fakil que se une a la conversación después de usar sus poderes psíquicos para empujar a la bestia del vacío hasta la grieta de dónde provino. _-Primero aseguremos este lugar después decidiremos._ – Manifiesta Cronos mientras Atipaq los observa. –_ Y tú si dices ser quien eres demuéstralo y ayúdanos a sellar a esas bestias antes de que se expandan por nuestro mundo._ Los cuatro se disponen a atacar a las bestias del vacío cuando de pronto un rayo de energía lunar se dirige hacia Atipaq; más la ráfaga de energía explota al chocar con un muro de éter invocado por Velkanzier. _-El emperador oscuro debe morir. _– Grita Diana mientras se asoma de entre las grietas del muro de éter y se lanza directamente hacia Atipaq. La lunari deja caer su espada contra Atipaq, más su ataque es detenido por Cronos mientras Fakil se ubica detrás de ella. –_ Ya me canse de ti. _– Le dice la elegida mientras golpea a Diana con una onda de choque telekinetica que deja al aspecto inconsciente. _-Velkanzir aprisiónala_. – Ordena Cronos y el menor de la triada encierra el cuerpo de Diana en su éter para después alcanzar a los demás. Nuevas criaturas del vacío emergen de la grieta mientras la otra criatura de dos cabezas nuevamente comienza a lanzar sus bolas de fuego purpura; Atipaq salta entre las rocas para alcanzarla y cortar su cabeza hasta que frente a él la tierra explota dejando ver a una gran bestia con forma de serpiente jurásica. El joven Ajkllasga se hace hacia atrás antes de caer presa de los colmillos de la bestia mientras Cronos usa su sable de energía para corta a la bestia en dos; mas allá Velkanzir rodea su cuerpo con su éter como si se tratara de una armadura y comienza a golpear a las bestias mientras su armadura libera estacas de éter como si fueran proyectiles. Fakil por su parte crea ondas de choques psíquico que desintegran a las bestias que se le acercan; pronto las bestias menores son derrotadas mientras Atipaq crea un torbellino que limpia el camino de la esencia del vacío, más frente a los cuatro aún queda la gran bestia la cual los acosa con sus bolas de fuego purpura. Atipaq lanza orbes congelantes contra la bestia los cuales explosionan al chocar con el fuego del vacío, más la distracción en suficiente para que Fakil use sus poderes al máximo y golpee a la criatura del vacío con una lluvia de misiles psíquicos que agujeran el cuerpo de esta mientras Fakil arremete contra esta hasta dejarla frente a la fisura del vacío. Cronos concentra su poder y crea un gran orbe de energía anómala la cual arroja contra la grieta del vacío. Todos se alejan mientras el orbe implosiona desvaneciendo la grieta y parte de la montaña con ella. _-¿Se acabó?_ – Pregunta Atipaq mientras es rodeado por los tres. _-No aún tenemos un problema que resolver_. – Contesta Fakil. _-¿Por qué hay dos Newens?_ – Pregunta Velkanzir. _-Por ella. _– Responde Atipaq señalando a su hermana. Atipaq le cuenta a los elegidos todo lo que le ha pasado y de los planes de Newen. _-De ser cierto deberíamos matarla. _– Dice Fakil. _-No voy a permitir que la toquen._ – Le menciona Atipaq de manera amenazante. _-Aun así. _– Interrumpe Cronos. –_ Detecto una presencia más acechándonos. _ _-Debe ser de quien a tramado todo esto, pero no logro ubicarlo._ - Menciona Fakil. - _Y ademas siento que las fuerzas de Sísifo y los otros esta menguando, al parecer Newen está ganando_. – Agrega. – _Debemos ayudarlos. -Espera. _– Dice Cronos. – _ Algo no esta bien._ De pronto la tierra estalla y una nueva grieta del vacío se abre frente a los cuatro. _– Como lo sospeche. _– Menciona Cronos. _– Aquel que está oculto está abriendo estas grietas. -¿Qué hacemos? _– Pregunta Velkanzir. _-Contener a estas bestias._ – Responde Sisifo. _-En su estado actual Cronos y los otros, no creo que puedan aguantar si estas bestias también los están acechando._ – Menciona Fakil. _-Yo los ayudare. _– De pronto la voz de Atipa llama la atención de los tres. –_ Si ustedes me garantizan que no dañaran a mi hermana, les prometo que detendré a Newen._ Los tres Ajkllasgas guardan silencio mientras Atipaq espera su respuesta. **Época Actual** Un gran estruendo como el sonido de un relámpago partiendo un árbol se escucha mientras un halo de luz deja enceguecido a los presentes; Atipaq ha logrado contener el ataque de Newen, ambos se miran a los ojos mientras ponen todas sus fuerzas en sus brazos intentando obtener la ventaja en esta puja de espadas. El emperador oscuro obtiene la ventaja mientras Atipaq se ve obligado a inclinarse un poco, acto que Newen aprovecha para invocar un relámpago, más Atipaq logra hacerse a un lado mientras el rayo golpea el suelo. El Ajkllasga caído toma la iniciativa y blande su espada contra Atipaq que se ve obligado a tomar distancia saltando hacia atrás para después girar su cuerpo en el aire y así evitar una ráfaga de viento cortante; Atipaq contraataca y envía un orbe gélido el cual Newen desvía con un solo brazo para sorpresa de su rival. Newen da un solo paso y un avatar de fuego sale despedido hacia Atipaq quien invoca una ráfaga de viento gélido para desvanecer el espectro de fuego antes de que llegue a él, más su acción le hace bajar la guardia mientras Newen aparece a un lado de este. Un orbe eléctrico impacta a Atipaq quien sale volando hasta estrellarse contra un grupo de rocas, más el daño no ha sido grave gracias a su escudo de viento y tarda unos segundos en ponerse de pie mientras Newen camina hacia él. Atipaq invoca dos bolas de fuego y las envía contra Newen quien las parte con su espada para después correr contra Atipaq, más al llegar a su destino lo único que logra es decapitar a un fantasma del viento de Atipaq; el emperador oscuro gira su mirada hacia su derecha donde aparece Atipaq portando su otra espada. La temperatura desciende mientras un brillo escarchado asoma del arma la cual es blandida contra Newen quien simplemente con un solo movimiento bloquea el trayecto del arma, más su brazo y su arma rápidamente se ven invadidos de escarcha congelante. Atipaq aprovecha el momento e invoca un rayo mientras Newen coloca su mano libre frente al trayecto de la ráfaga de energía eléctrica que explota al entrar en contacto con esta. **Mientras En Otro Lado** _-¿Quién eres? _– Pregunta Leona al hombre que acaba de salvarla. _-Yo… solo un hombre que busca proteger nuestro mundo. _– Le contesta Taric. _-¿Eres un aspecto? -Tal vez… mas no tenemos tiempo. -Debemos acabar con el Emperador Oscuro._ – Dice Leona. _-No… _- Contesta Taric. _-¿Qué? -Debemos ir por ellos._ – Le menciona el escudo de Valoran mientras le señala a un grupo de criaturas del vacío que corren montaña arriba. – _Si las dejamos libres quien sabe cuánto daño podrían causar. -¿Y El Emperador Oscuro? -Ya hay otros haciéndose cargo de él, además el no busca destruir nuestro mundo solo cambiarlo… a diferencia de las criaturas del vací_o. Taric eleva su mano invocando un aura esmeralda que restaura parte de las energías de Leona. – _Ahora si podrás moverte y luchar_. – Le contesta mientras usa sus poderes para crear un sendero de energía cósmica que le permita moverse a mayor velocidad. Leona observa al aspecto del guardián empezar su marcha, más se siente indecisa sobre qué debe hacer, dejar a los Ajkllasgas solos y su batalla contra Newen o ir en su ayuda, mientras en su interior el ser ancestral que habita en ella le dice que luche contra Newen. Más ella decide ir tras las criaturas del vacío al ver que se dirigen hacia donde huyeron los pobladores cercanos. **En La Batalla** El humo se despeja mostrando a un Newen intacto mientras una explosión de llamas despedaza el escarcha que tenía prisionero su brazo y enciende su espada en llamas la cual blande hacia Atipaq. La espada llameante pasa a centímetros del rostro de Atipaq quien gira sobre el terreno hasta llegar a su espada, más al levantar su mirada ya no encuentra a su oponente; el viento resuena detrás de él e intenta reaccionar pero ya es demasiado tarde. Su escudo de viento se desvanece al entrar en contacto con la ráfaga de viento oscuro que lo golpea por completo. Atipaq deja caer su espada mientras es atravesado por la ráfaga de viento oscuro; siente como si su cuerpo hubiera sido atravesado por cientos de agujas y el dolor solo se compara con el picazón de cientos de hormigas asesinas de la selvas de Kumungu. _-¿Sientes el dolor?_ – Menciona Newen mientras Atipaq cae de rodillas paralizado por los efectos del ataque. –_ Yo estoy encima de ti… cualquier cosa que intentes yo puedo hacerlo cien… no, mil veces mejor que tú. -G Ag…. _– Atipaq intenta hablar mientras Newen da vueltas alrededor de él como una fiera que vigila a su presa. _-Dime… pensaste que con ese nivel de poder tan mediocre podrías conmigo… ya has olvidado lo de la isla de las sombras… o… es que pensabas que volvería a ocurrir aquel milagro… ya te lo he dicho solo eres un pedazo insignificante de mi… quédate aquí voy a acabar con los demás para continuar con esta…_ Newen le da la espalda a Atipaq para centrar su mirada en los Ajkllasgas cuando de pronto la voz de Atipaq lo detiene. – _Bla bla bla bla bla… _- El emperador oscuro voltea y es mandado a volar por una bola de fuego. – _Ya cállate la boca._ Atipaq se reincorpora mientras los efectos del viento oscuro se desvanecen de su cuerpo y una ráfaga de aire puro brota de él. _-Oh has mejorado un poco. –_ Menciona Newen que se levanta con facilidad. – _Pero no te será suficiente._ El emperador oscuro corre hacia Atipaq quien se prepara para recibirlo; Atipaq lanza una bola de fuego para despedazar un clon de hielo de Newen y después usa su arma para decapitar a otro clon de viento que al entrar en contacto con el arma se convierte en un avatar de fuego que explota frente a Atipaq. El ajkllasga se cubre mientras Newen desata una versión mejorada de su técnica definitiva. Decenas de clones de viento de Newen corren por todos lados dejando rastros eléctricos en su trayecto; Atipa los esquiva pero los senderos cargados de estática lo empiezan a acorralar, hasta que uno de los clones de viento golpea a Atipaq quien es sacudido por decenas de pequeños rayos mientras Newen cae del cielo convertido en un gran rayo. El terreno se agita mientras una humareda de polvo se eleva hacia el cielo, los tres Ajkllasgas se reincorporan mientras ven una sombra salir del polvo y una ráfaga de viento oscuro despeja el polvo mientras Newen camina hacia los elegidos. _-¿Acabo con él otro?_ – Pregunta Kruck. _-No. _– Responde Sísifo. – _Aun sigue vivo pero probablemente ya no pueda pelear. -Y bien en que nos quedamos_. – Le dice Newen a los Ajkllasgas mientras invoca un orbe de hielo oscuro. La batalla entre el Emperador oscuro y los elegidos se reanuda mientras decenas de metros más allá y cubierto en parte por rocas y polvo Atipaq permanecía inconsciente, más su mente seguía despierta divagando entre los recuerdos de Newen y los suyos. Los Ajkllasgas nuevamente se ven acorralados por Newen quien los ataca con ráfagas de viento cortante; los ventarrones golpean la base de la montaña dejando su marca en ella mientras decenas de rocas colapsan. Yasel invoca sus sombras de viento, pero todas son cortadas por Newen quien también corta los látigos de energía de Kruck, para después clavar su espada en la tierra; el terreno sobre los pies de los Ajkllasgas se agrieta y de las grietas comienza a emerger corrientes de magma que comienzan a devorar la roca. Sísifo salta al quedarse sin espacio pero es alcanzado por una bola de fuego que lo estrella contra la pared de la montaña; los otros corren hacia el anciano para protegerlo mientras Newen crea un torbellino de magma y viento oscuro que devora a los tres. El torbellino se disipa dejando a los tres tirados en el suelo y al acecho de Newen quien se prepara para acabar con ellos usando su espada hasta que una bola de fuego manda a volar al emperador oscuro. _-¿Tu otra vez? _– Menciona Newen al ver a Atipaq despierto y apoyándose en su arma. _-Ya te lo he dicho… voy a patearte el trasero… y salvar a mi hermana. -Maldito necio empiezas a ser una molestia._ – Newen se mueve rápidamente y patea a Atipaq enviándolo lejos. El emperador oscuro apunta hacia el terreno y una estaca de roca se eleva del suelo mandando a Atipaq a volar hacia el cielo._ – Vas a patearme el trasero… _- Menciona Newen mientras se acerca. –_ Y cómo vas a hacerlo, si eres más débil que esos tres… tu necedad solo te traerá más dolor._ Atipaq nuevamente intenta atacar con un orbe congelado, pero Newen desvía la esfera con un solo golpe mientras contraataca con una bola de fuego que cae sobre el terreno mientras la fuerza del impacto hace retroceder a Atipaq. _-Solo eres un pedazo de mí… y tus poderes están limitados a eso, es como si un insecto se atreviera a atacar a un dragón._ – Un avatar de tierra aparece detrás de Atipaq y lo embiste mandándolo a volar cerca de donde se encuentran los Ajkllasgas. _-Lo vez es imposible, eres débil como tus convicciones, como tu corazón… y es por eso que nunca has podido hacer nada en la vida…_ El cuerpo de Atipaq se comienza a debilitar mientras su mente se esfuerza para no perder la conciencia; las palabras de Newen resuenan en su mente y comienzan a afectar su moral. _-¿Cómo ganarle a alguien que me supera en todo?_ – Se pregunta. –_ No pude salvar a nadie, tampoco podré salvar a mi hermana… no es mentira_. – Las palabras de su padre y la de Kawiri comienzan a aflorar en su mente. _“Si solo vez el lado oscuro de las cosas jamás podrás trascender” “Espada y lámpara, no se trata solo de fuerza…” “Deja de oír a los demonios de tu pasado y comienza a oírte a ti mismo”_ Y entonces comienza a oírse a sí mismo y responder las preguntas que ha evitado contestar. _-¿Qué estás dispuesto a sacrificar para hacer lo correcto? -¿Sacrificarías a todos por salvarte a ti? -¿Cuándo aceptaras quién eres?, ¿Cuándo dejaras de correr? Atipaq… -¿Por qué no aceptas la realidad? Todo lo que necesitas está en ti… -Hiciste una promesa… ahora cúmplela._ _-“Ahora lo entiendo… tenía miedo… pero ya no lo tengo… ya no correré más de lo que está frente a mi… solo iré Mas Allá De Las Sombras”_ Newen eleva su brazo hacia Atipa y los otros mientras Atipaq lucha por ponerse de pie. _– Ponerse de pie no servirá de nada._ – Menciona Newen mientras lanza una llamarada hacia Atipaq y los otros elegidos. _-No… no sirve de nada… pero para mí es un comienzo. _– Atipaq extiende sus manos y detiene las llamas oscuras. -Crees que puedes detenerme. – Newen aumenta la potencia de su ataque haciendo retroceder a Atipaq. –_ No podrás soportarlo mucho, estas llamas oscuras desintegraran todo tu ser…_ Pero Atipaq no lo escucha y pone todo su ser en detener la magia de Newen quien aumenta la intensidad de las llamas cada vez más. _“Salva a tu hermana y sálvate a ti mismo”_ Escucha el llamado de su madre y las voces de todos aquellos que lo han apoyado, Atipaq abre sus ojos los cuales comienzan a brillar con mayor intensidad. _“Porque tú eres el único que puede redimir su alma”_ Los ve a todos, a Urf a Sisa y a Eluney la hija de Newen. _-No eres nada. –_ Menciona Newen mientras incrementa más la intensidad de las llamas que comienzan a colarse por los lados de Atipaq y amenazan a los Ajkllasgas que a duras penas están conscientes. _-No… _– Le responde mientras su verdadero poder empieza a emerger. – _Yo… yo soy Atipaq Noxes… yo soy todo aquello que alguna vez fuiste… yo soy la espada de los elegidos… yo soy tu verdadera esencia… Yo soy la reencarnación de Newen… El primer maestro de los elementos…_ - Menciona aceptándose a sí mismo. De pronto las llamas oscuras explotan cubriendo a Atipaq quien desaparece en medio de estas. _– Se acabó. _– Pronuncia Newen cuando de pronto un sendero de llamas azules brotan de donde esta Atipaq y rodean al emperador oscuro. _-¿Imposible?_ – Newen levanta su mirada y reacciona a tiempo para esquivar un orbe de fuego azul que iba hacia él; el emperador oscuro ve la esfera perderse en el horizonte para después voltear hacia donde estaba Atipaq y ver que sus llamas oscuras se han vuelto azules mientras de en medio de estas Atipaq se asoma. _“Y entonces camino Más Allá De Las Sombras”_ **Continuara…** Y nuevamente Atipaq logra despertar todos sus poderes y gracias a esto en el próximo capítulo la batalla se empareja, mientras Newen revela su pasado y el sacrificio que ha hecho por cambiar la realidad. **Próximamente:** **Confrontación Dos Mitades De Un Mismo Ser** Y en el próximo capítulo todo estará así… (Al parecer los temas de Dragón Ball dan suerte así que seguiremos usándolo en lo que queda de la saga) https://www.youtube.com/watch?v=DMPdBDWjkg0 **Y Nos Vemos En Las Tierras Mas Allá De Valoran Donde Nuevos Secretos Yacen Ocultos **
Compartir

Al parecer nadie se ha unido a la discusión todavía; ¡sé el primero en comentar!

Denunciar como:
Ofensivo Spam Acoso Foro incorrecto
cancelar