Mas Alla De Las Sombras 3 Capitulo 1: Conversación

[(https://orig00.deviantart.net/cdac/f/2016/084/8/e/soraka_chibi_by_hyldenia-d9wer5x.png)] https://orig00.deviantart.net/cdac/f/2016/084/8/e/soraka_chibi_by_hyldenia-d9wer5x.png Y sin que nadie lo pidiera aquí estamos de vuelta para continuar con esta historia con una nueva saga donde nuevos misterios serán revelados mientras presenciamos el retorno de Shurima y por supuesto nuevos Ajkllasgas persiguiendo a Atipaq quien al fin lograra dominar sus poderes recién despertados. Pero antes de andar por los desiertos de Shurima tendremos una pequeña mini saga con un gran regreso, pero de eso se enterraran en el próximo capítulo aunque dejare una pista de quien es el que va a volver al final del capítulo. Y ahora continuemos donde nos quedamos con una conversación, pero antes el link del epilogo de la última saga. https://boards.lan.leagueoflegends.com/es/c/creaciones-de-la-comunidad/njIxInBF-mas-alla-de-las-sombras-2-epilogo **Más Allá De Las Sombras 3 Legado** **Capítulo 1** **Conversación** El cielo ruge anunciando una tormenta pero sobre el no hay una sola nube mientras el tercer Ajkllasga cae al suelo agotado, su espada está congelada y el causante de eso le da la espalda y comienza a alejarse. _-Espera… -_ Menciona uno de ellos intentando ponerse de pie mientras el voltea a observarlo. _– Esto… aún no se ha acabado… Newen… -Ya se acabó. _– Le responde él. _-Aún seguimos con vida. -Eso es obvio… les dije que les daría una paliza, no que los mataría. _– Contesta Atipaq. – _Y ya dejen de perseguirme y llamarme Newen, mi nombre es Atipaq Noxes… la reencarnación del primer maestro de los elementos._ Atipaq se da vuelta y comienza a marcharse mientras el elegido toma su espada y va tras él. –_ Ahh es cierto._ – Atipaq gira y esquiva el ataque del Ajkllasga mientras estrella en el rostro de este una bola de nieve. –_ Esto es de parte de Eluney._ El ajkllasga cae de rodillas, su visión se vuelve borrosa por un instante y cuando se aclara ve que está rodeado de nieve, Atipaq ha desaparecido y en su lugar hay una frase escrita en la nieve. _“Que tengas un buen día”_ **Dos Años Antes** **Targon** El viento silva al chocar con las paredes de la gran montaña mientras el sonido de una tetera de piedra anuncia que el agua esta lista; unas manos azules la levantan y vierten su liquido sobre un par de recipientes, para después acercar uno de estos a su invitado junto con un pedazo de pan. _-Debes tener hambre. –_ Pronuncia Soraka la hija de las estrellas. _-No tanto_. – Contesta el. –_ Tus poderes de sanación no solo curan los huesos y tejidos rotos si no que también restablecen la energía que uno allá perdido. -Pero aun así deberías comer Newen. -Atipaq. -Oh si lo siento Atipaq, había olvidado tu nombre. -Me gustaría que olvidaran a Newen. -Eso es muy difícil, la marca que dejo Newen en el mundo es una cicatriz que seres como yo jamás olvidaríamos. -Supongo que alguien como Newen es imposible de ignorar, no todos los días nace un mortal con el poder de destruir una nación y menos uno que a lo largo de todas sus reencarnaciones solo a traído desolación._ – Atipaq agacha la cabeza al recordar los pecados de Newen. _-Tú eres distinto_. – Le contesta Soraka. – _Lo supe desde el día en que nos topamos en Jonia, todas las reencarnaciones anteriores que conocí de ti siempre tenían una mirada llena de ira, un deseo irrefrenable por acabar con los que él consideraba sus enemigos._ Soraka muerde un pedazo de pan mientras Atipaq toma con ambas manos el recipiente de té que esta le sirvió y recuerda aquella vez en que se topó con la hija de las estrellas. _-Aquella vez. –_ Pronuncia Atipaq. –_ Intente dañarte después de que tú me salvaste. -Si… pero nunca estuviste cerca de lograr dañarme. -¿Qué? –_ Atipaq levanta su mirada y ve el rostro de Soraka que sonríe. _-Sabía que Newen intentaría eso, pero también sabía que se detendría… a pesar de toda su ira Newen sigue teniendo respeto por nosotros los Hijos de sus creadores, además esta vez no intentaste lastimarme después que cure tus heridas. -Hay heridas en mí que aún no han sido sanadas. -Lo sé y me gustaría tener el poder para aliviarlas, pero eres tú el único que puede sanarlas, aquellas heridas que convirtieron a Newen en el Emperador Oscuro._ Atipaq toma un sorbo del té de Targon para después mirar a su alrededor. _-En Jonia te tendrían en un gran palacio rodeado de varios ayudantes. -Lo se… pero no estoy aquí para ser tratada como una deidad, si no para ayudar a los mortales y tu Atipaq ¿Qué es lo que vas a hacer ahora? -Aún hay muchos Ajkllasgas persiguiéndome, supongo que aún habrá muchas batallas por librar. -Entonces ya has aceptado tu destino. -No… _- Menciona mirando a Soraka directamente a los ojos. -_He aceptado el peso que implica ser la reencarnación de Newen, pero no aceptare su destino… yo mismo forjare mi propio destino._ _-Veo que has crecido mucho desde la última vez que te vi. _– Menciona Soraka mientras sonríe. – _Ya no eres el niño temeroso del gran poder que albergaba en el… inclusive intentaste llegar a la cima de la montaña. -Intentar… llegue a la cima y no encontré nada. -Nunca llegaste a la cima. -¿Qué? -Cuanto te desmayaste tu hermana te saco de ahí con sus poderes. -Usted lo vio todo. -No… pero las estrellas me lo contaron y también de la gran batalla que se desato por salvar el alma de tu hermana, ellas me dijeron dónde encontrarte después de que los elegidos se fueran. -Entonces ya saben lo de los Ajkllasgas. -Si… -Te parece correcto lo que han hecho los aspectos. -Antes los hubiera juzgado, pero ahora solo los entiendo_. Atipaq guarda silencio mientras Soraka recoge los recipientes y continúa hablándole. –_ Mortales o Celestiales todos son libres de seguir el camino que más les parezca… ahora es momento de que duermas_. – Finaliza ella. **A la Mañana Siguiente ** Atipaq comienza a descender de la montaña no sin antes haber visitado la aldea de Vastayas que Soraka protege, el descenso es más rápido de lo que piensa y en medio día ya divisa el primer poblado Targoniano cercano, el Ajkllasga camina con cuidado mientras se oculta de la gente y de los guerreros Solaris pues no quiere crear otro problema. _-Ocultándote como un niño asustado._ – La voz de Newen emerge de su interior. _-Mira quien lo dice…_ - Le contesta Atipaq mientras se oculta tras un muro de roca. –_ El emperador del ocultismo. -Los targonianos tienen una vida muy aburrida, su sociedad es muy simple comparados a otras culturas del continente, viven dominados por una casta religiosa la cual se inclina ante seres cuyo origen y poder no comprende. -Sh… -Por cierto porque bajamos por este lado, en esta dirección se encuentra. -La gran cascada… -Y el océano de los Marais… -Esos Vastayas acuáticos ¿Qué buscas de ellos? -Creí que habías escuchado mi conversación con Soraka. -Prefiero dormir a escuchar tus aburridas conversaciones. -Bien… la celestial me dijo que bajara por ahi y si so lo hacía encontraría una gran sorpresa. -Oh… -Por cierto ya deja de intentar perturbarme con esas visiones. -Jajajaja por lo menos lo intente._ **Más tarde** Atipaq se desliza por un peñasco, hasta llegar a un área de pastizales donde ve a algunos Tamus pasteando, las criaturas de patas cortas y abundante pelaje ignoran al Ajkllasga quien se detiene un instante a descansar y observarlas comer. Un pastor Rakkor se le acerca a Atipaq y comienza interrogarlo. –_ Solo estoy de paso._ – Menciona Atipaq. – _Me dirijo a la gran cascada._ El pastor le indica el camino más rápido y Atipaq se moviliza hasta que la oscuridad de la noche invade el Targon. El Ajkllasga encuentra un gran cueva en donde poder descansar y al ingresar se topa con que esta ya ha sido tomada por un gran Erbok, la criatura se muestra agresiva pero Atipaq la ignora y se acomoda en uno de los costados de la cueva mientras incendia una fogata para calentar el ambiente. **A La Mañana Siguiente** -_Oye tu dame eso._ – Atipaq forcejea con el Erbok quien le ha robado su bolsa de víveres. – _Genial solo queda una pieza de pan Targoniano. -Ruuu. – _Le brume Erbok. _-Cállate glotón_. – Le responde Atipaq mientras se retira. El ajklasga continua con su descenso hasta que se detiene al escuchar el sonido de un gran caudal, Atipaq salta entre los peñascos hasta llegar a un claro y contemplar un gran valle dividido por una gran rio el cual baja a gran velocidad hasta desaparecer en una gran cascada. El rio mide más de 220 km de ancho y es el resultado de la unión de otros ríos más pequeños así como la desembocadura de las aguas subterráneas de este lado de la montaña, Atipaq se sienta al borde de una gran roca para observar el gran rio mientras el viento juega con su bufanda. De pronto un gran trino se escucha cerca mientras una gran sombra circula alrededor de Atipaq, el guerrero mágico eleva su mirada y ve a un gran Bolor planear hacia él, la enorme ave de casi 5 metros cae con sus cuatro patas apuntando hacia Atipaq quien invoca sus poderes y crea una poderosa ráfaga de viento que manda al ave devuelta al cielo hasta estrellarse contra la pared de una montaña. _-Eso le enseñara_. – Menciona Atipaq mientras desciende al valle para observar la gran cascada. Se acerca al precipicio y observa la gran cascada escalonada de varios kilómetros la cual se pierde en un manto de nubes, de pronto nuevamente se escucha el trinar del Bolor y Atipaq voltea y observa a la bestia nuevamente dirigirse hacia el. _-Bien… si tanto lo deseas te convertiré en la cena. _– Atipaq levanta su mano para tomar una de sus espadas cuando de pronto algo lo sujeta del tobillo. _-Waaaa…… _- Es lo último que se oye del Ajkllasga en el instante en que un gran tentáculo brota de la cascada y lo arrastra. **Tiempo Después** _-¿He dónde estoy?_ – Atipaq abre los ojos y se da cuenta de que se encuentra tirado sobre una playa, mientras una criatura reptiloide huye a internarse sobre el mar en el instante en que el Ajkllasga se levanta. El Ajkllasga levanta su mirada y ve el océano frente a él y cuatro barcos anclados; concentra su mirada y observa que los navíos llevan la insignia de una de las casas nobles de Demacia. _-¿Estoy en la playa? _– Se pregunta. - _¿Y qué hacen esos navíos por aquí? -Yo te lo puedo explicar… _- De pronto una voz muy familiar resuena detrás de él. _-No puede ser…_ Atipaq voltea con lentitud y sorpresa al reconocer aquella voz mientras sus ojos se llenan de lágrimas al verlo. _-U.._ **Continuara…** **Próximamente:** **El Retorno Del Más Grande ** https://img.youtube.com/vi/dYppCHlE0CI/mqdefault.jpg Y nos despedimos hasta la próxima con algo de música suave https://www.youtube.com/watch?v=ARH47Fb4Xas **Y Nos Vemos En Las Celebraciones Del Año De Porqui (Hace Falta un Campeón Chancho En La Griega; Gragas No Cuenta)**
Compartir
Denunciar como:
Ofensivo Spam Acoso Foro incorrecto
cancelar