Mas Alla De Las Sombras 3 Capitulo 16: Jugando Con Magia

[(https://pbs.twimg.com/media/EBYgM22UcAA0yOW.jpg)] https://pbs.twimg.com/media/EBYgM22UcAA0yOW.jpg Bienvenidos a un nuevo capítulo y esta vez con el clásico encuentro entre Atipaq y Newen y con un desenlace y ganador inesperado y también conoceremos al nuevo maestro de Atipaq (Cualquier parecido con el maestro de Goku es pura coincidencia), pero antes el link del capítulo y tomen nota que este capítulo es la antesala a una gran alianza. https://boards.lan.leagueoflegends.com/es/c/creaciones-de-la-comunidad/hBa8ki0U-mas-alla-de-las-sombras-3-capitulo-15-veigar-vs-lulu **Capítulo 16** **Jugando Con Magia** **Atipaq vs Newen (Parte III)** _“Yordles uno peor que el otro.”_** Atipaq** **Bandle City** -_¡¿Están preparados chicos?! -¡Si Gran Manatí estas listos! -¡No los escucho! -¡Si Gran Manatí estas listos! -Entonces Marchen -Un, dos, tres._ Los artilleros de Bandle hacen su patrulla habitual, pero esta vez están encabezados por Urf quien los guía por la ciudad y sus alrededores mientras entonan una alegre canción, haciendo que otros Yordles se unan a su marcha y canten con ellos. _-♫“La marcha de los Yordles, te vamos a cantar, pequeños y orgullosos sabemos cómo luchar”♫ -♬“La marcha de los Yordles, te vamos a cantar, todos vamos con ganas a Bandle resguardar”♬_ Mientras sentado sobre una roca Atipaq medita, el Akjllasga abre los ojos y acerca sus manos para invocar una esfera de fuego azul, Atipaq deja caer la bola de fuego mientras extiende sus brazos hacia ella. Se concentra mientras intenta convertirlas en una criatura elemental. Las flamas sobre el suelo bailan y comienza a tomar la forma de una serpiente de fuego hasta que colapsa y explosiona. _-♪“La marcha de los Yordles, te vamos a cantar, pequeños y orgullosos sabemos cómo luchar”♪ -♪“La marcha de los Yordles, te vamos a cantar, todos vamos con ganas a Bandle resguardar”♪_ El grupo de patrulla continúa con su marcha y pasan por encima de un Atipaq inconsciente quien despierta enojado. -_¡Oigan ustedes! ¡¿Por qué no se fijan donde pasan?! _– Les grita sin lograr llamar su atención. El ajkllasga nuevamente intenta invocar una hidra de fuego, pero fracasa nuevamente mientras la voz de Newen aparece para burlarse de su fracaso. -_Patético. -Cállate. -Treinta intentos, treinta fracasos, tal vez necesites que te enseñe como se hace. -¡Que te calles!_ – Atipaq frustrado patea una piedra cercana la cual rebota hasta estrellarse contra un árbol. _-Hey… eso fue grosero. –_ Se escucha provenir de la piedra. _– Sucio simio_. _-¿Qué fue eso?_ – Se pregunta Atipaq mientras se acerca a la roca. _-Aquí abajo idiota._ – Dice la piedra a un Atipaq que observa hacia la copa del árbol. _-¿Qué? ¿Una piedra que habla? -¿Cuál piedra?, soy un yordle. -Pues pareces una piedra. -O demonios olvide volver a mi estado natural_. La piedra resplandece mientras crece y va tomando forma hasta que el resplandor desaparece dejando ver a un yordle de pelaje Beige y orejas redondas así como un prominente bigote el cual le llega hasta los tobillos. _-¿Quién eres?_ – Le pregunta Atipaq. _-Silencio. _– Contesta el. – _Mas respeto a tu superior. -Ahhh… -Te he estado observando. _– Continua el pequeño yordle mientras camina encorvado hacia el grupo de Yordles dirigidos por Urf. _– ¡Hey Urf! _– Grita llamando la atención del manatí que les acaba de enseñar a los yordles una nueva canción. _♬, gritaba el chancho.♬ ♬, gritaba el chancho.♬ ♫Cuando lo estaban capando.♫ ♫Cuando lo estaban capando.♫ ♪Y la chancha le decía.♪ ♪Y la chancha le decía.♪ ♬Lo mejor se están llevando…♬_ _-Hey Urf… -¡Pelotón alto!_ – Grita la escuchar que lo llaman. – _Media vuelta ya… -Hey Urf… -Ola Sensei. _– Ambos hacen un saludo militar mientras Atipaq observa todo de manera desconcertada. _-¿Quién es él? –_ Pregunta Atipaq. _-Recuerdas que cuando llegamos te mencione de un pequeño Yordle hechicero que se convirtió en piedra. -No. -Tonto, este es el Sensei Mahjou y es una eminencia en magia. -A…si… -¿Qué le parece Sensei Mahjou?_ – Le pregunta Urf por Atipaq. _-Es un poco torpe y se ve algo viejo y maltratado. -Está hablando de mi o de él. _– Contesta Atipaq. _-Bien Sensei Mahjou se lo encargo mucho_. Urf se despide y regresa con su grupo para reanudar su marcha mientras Atipaq se queda a solas con el hechicero yordle. _♫Por aire, tierra y altamar.♫ ♬ siempre va a triunfar.♬ ♪Marchando al ritmo de un cañón.♪ ♫Con Bandle va mi corazón.♫ ♬¿Por qué luchamos con fervor?♬ ♪Por la victoria si señor…♪_ A lo lejos se escucha el cantico de los yordles mientras Mahjou se ha trepado en Atipaq y lo esculca. _- ¿Qué haces anciano?_ – Pregunta Atipaq. _-No ves te estoy analizando con mayor detenimiento para ver si eres digno. -¿Digno de qué? Y ¡Deja eso! –_ Le grita al ver que el viejo ha tomado sus reliquias. _-Interesante, este cristal es mágico y esto otro huele a las arenas de Shurima y esta otra cosa apesta a metal noxiano barato. -Oyeee, devuélvelos. -Si toma, bien vámonos. _– Pronuncia Mahjou mientras invoca sus poderes. Las hojas caídas de los árboles se elevan y bailan con el viento formando espirales, Mahjou salta y aterriza sobre un grupo de estas; las hojas bailan alrededor de Mahjou y forman una cadena la cual viaja y rodea a Atipaq. _-Sujétate jovenzuelo el primer viaje siempre es el más difícil. -¿Que…? Espera que pretende…_. – La cadena de hojas atrapa a Atipaq y lo arrastra por el viento detrás de Mahjou. **Instante Después** Las hojas viajan por encima del Bandlebosque hasta que descienden cerca de un arroyo. _– Bien hemos llegado._ – Pronuncia el Yordle mientras usa su magia para liberar a Atipaq. _-Huuu huuuu._ – Intenta hablar Atipaq que esta amordazado por una cadena de hojas. _-¿Qué dices?, cierto la cadena. -¡Qué demonios pretendes arrastrando….! Huuu Huuuu. -Baja la voz o te dejo así. _– Le dice Mahjou después de volver a colocarle la cadena de hojas. _-Hu… _- Pronuncia Atipaq de manera afirmativa. _-Eres muy gritón para ser mi discípulo. -¿Qué? ¿Oye en que momento te he…? -Shhhhhii… no hagas ruido. –_ Le dice colocando un dedo frente a él. –_ Primera lección, ser sigiloso, nadie debe notar que estás ahí, ahora vamos. -Ah…????_ – Atipaq sigue al yordle por puro instinto, hasta que este se detiene. _-Agáchate._ – Le dice mientras se acomoda entre la hierba. Atipaq se le acerca y observa lo que el Yordle está observando; frente a ellos tres Yordles hembras relajándose en el arroyo. Atipaq voltea su mirada hacia Mahjou y observa una gran sonrisa libidinosa en el yordle anciano. _-Viejo pervertido. _– Le dice Atipaq mientras lo toma y lo arrastra lejos del arroyo. _-Hey… - Protesta Mahjou mientras es arrastrado por un malhumorado Atipaq. -Me has traído aquí solo para observar a yordles hembras bañándose, debería darte vergüenza. -Ya veo, no te gustan las hembras seguro eres del otro tipo. -Deja de decir bobadas o te lanzo al arrollo. -Eso no sería bueno para mi prestigio, en fin solo fue una prueba ya suéltame._ Atipaq suelta al Yordle hechicero quien se acomoda y limpia su traje mientras murmura algo en su idioma para después hablarle a Atipaq. –_ El manatí tenía razón eres un gruñón, bueno peores discípulos he tenido como el loco de metal que quería conquistar el mundo. -Insistes con eso, no te he pedido que me enseñaras. -O no tienes por qué hacerlo, un buen maestro sabe cuándo un aprendiz de mago necesita ayuda. -Yo no soy ningún aprendiz. -¿Practicante? ¿Aficionado?, no importa igual te enseñare. -¿Enseñarme a qué? -A controlar tus poderes, me he dado cuenta de que tienes serios problemas para usarlos y tienes la suerte y el honor de que el más grande maestro de Bandle te allá escogido. -No necesito tu ayuda. –_ Le dice Atipaq dándole la espalda. _-Bien vámonos. _– Pronuncia el yordle saltando hacia él y aferrándose a su hombro. _-Oye que haces bájate. -Después ahora a Bandle…_ - Menciona Mahjou mientras señala en dirección de la ciudad. _-Bájate y camina, no eres una linda jovenzuela en peligro como para que te cargue. -Oh ya veo tú también eres un pervertido como yo. -Que… no malinterpretes mis palabras… -Como sea vamos y te contare la historia de mi primer aprendiz. -No me interesa… -Jejejeje aun así te lo contare además, cargar a un viejo como yo no te será muy difícil. -Ahhhh eres un anciano aprovechado._ Atipaq al fin accede a llevar a Mahjou hasta Bandle mientras el anciano le cuenta sobre sus aprendices. –_ Ya llegamos bájate. _– Le dice Atipaq malhumorado. -_Claro, bien hay que continuar con el entrenamiento. -Y sigues con lo mismo…!!! -Atácame. -He…? -Ya oíste, lánzame lo mejor que tengas_. – Dice el Yordle mientras se ejercita. Atipaq lo observa un instante hasta que al fin extiende su mano e invoca una bola de fuego la cual lanza contra Mahjou. _-Esto es lo mejor que tienes._ – Pronuncia Mahjou mientras intercepta la bola de fuego con una mano para después jugar con ella como si fuera una pelota de Básquet hasta que la lanza devuelta contra Atipaq. –_ Atrápala. _– Pero Atipaq esquiva la bola la cual cae a un par de metros atrás de él. – _Vamos o es ¿Qué tienes miedo que este anciano te de un paliza?_ Atipaq voltea hacia el anciano y comienza a invocar más magia; sus poderes crean un orbe helado mientras Mahjou se inclina para tomar una pajilla del campo y usarla como mondadientes. – _Tengo algo atorado_. – Dice mientras Atipaq le lanza el orbe congelante que esparce escarcha en su trayectoria; De pronto Mahjou coloca la pajilla frente a él y el orbe congelante explota como un globo al entrar en contacto con esta. _-Que magia más básica. _– Dice el Yordle mientras deja la pajilla. –_ Te mostrare algo más avanzado._ – El yordle extiende su mano para después cerrarla, mientras Atipaq logra reaccionar a tiempo y saltar de su sitio antes de que una mano de hojas lo atrape. _– Buenos reflejos, te daré un 3 por ellos._ – Dice Mahjou mientras su mano de hojas se desmorona. Atipaq por su parte invoca más de sus poderes para atacar al Yordle; un rayo viaja hacia el Yordle el cual la toma y la usa como soga de saltar para después lanzarla tras de él, mientras Atipaq aumenta la potencia y frecuencia de sus ataques. _-Kekekekekeke_. – Ríe Mahjou mientras desvía o devuelve a Atipaq sus ataques mientras el Ajkllasga deja de contenerse y ataca con todo lo que tiene. Una ráfaga de viento cortante viaja hacia Mahjou quien salta sobre esta y la monta como si fuera una ola mientras la redirige hacia Atipaq. El Ajkllasga salta e invoca clones elementales de él los cuales se lanza hacia Mahjou desatando una tormenta oscura mientras Atipaq cae hacia el Yordle convertido en un rayo. El bosque se sacude después de un gran estruendo mientras en el centro de la explosión se encuentra Atipaq con su espada clavada en el suelo. _-Eso estuvo bueno, te daré un 4 por él. _– Dice Mahjou quien se encuentra sentado frente a Atipaq, el Ajkllasga levanta su mirada y ve un escudo de magia sobre el yordle el cual comienza a desvanecerse._ – Pero debes aprender a no atacar de manera indiscriminada, tu oponente puede usar toda esa fuerza contra ti. _– El Yordle se da tres volantines hacia atrás para alejarse de Atipaq y quedar de pie frente a este. – _Ahora es mi turno._ – Dice mientras lanza una bola de energía contra el suelo. La esfera de magia rebota y se dirige hacia Atipaq, el Ajkllasga intenta moverse para esquivarla pero se da cuenta que está atrapado por una cadena de hojas, el joven guerrero mágico invoca su escudo de viento el cual apenas logra resistir el ataque. _-Muy bien, aquí va otra. –_ Pronuncia Mahjou. _-Ya deja de jugar_. – Pronuncia Newen en el interior de Atipaq. –_ O es que necesitas mi ayuda para hacerte cargo de ese enano._ Atipaq se enoja y desata sus poderes invocando un dragón de fuego azul el cual desintegra la esfera y la cadena de hojas para dirigirse contra Mahjou. El dragón de fuego se eleva en el cielo para luego precipitarse en el suelo donde desaparece. -_Al fin._ – Pronuncia Atipaq mientras respira con dificultad por el esfuerzo que le ha tomado. _-No has logrado nada. _– Pronuncia Newen dentro de Atipaq. _-¿Qué? -Ese enano esta tras de ti ileso_. – Agrega Newen mientras Atipaq voltea lentamente y ve a Mahjou sentado ordenando piedras. _-Ese fue un buen paseo, te daré un 5 por el dragón pero sigues usando tu fuerza de manera muy desordenada._ Una gota de sudor brota de la frente de Atipaq mientras Newen le habla en su interior. – _Patético. -Cállate._ – Le responde Atipaq. _-Yo me hare cargo de ese enano. -Yo lo voy a hacer. -¿Con quién estás hablando?_ – Le pregunta Mahjou. _-Ahhh… -Ya veo, el problema es que no te pones de acuerdo contigo mismo, lo que me lleva a pensar de que estas demente… o eres un ser con dos almas._ El Yordle hace una pausa mientras usa su magia en las rocas las cuales flotan y comienza a girar formando un espiral hasta que se separan formando el marco de un portal. _– Acompáñame. – _Pronuncia Mahjou. _-No vayas. _– Le dice Newen dentro de él. _-Si dices que no vaya entonces iré._ – Le responde Atipaq. _-Que mula eres._ – Le dice Newen mientras Atipaq cruza el portal. El Ajkllasga cruza y observa que está en medio de un bosque, mientras el viejo hechicero Yordle camina con las manos atrás hacia lo que parece ser la entrada a un pequeño volcán. _-¿Dónde estamos?_ – Le pregunta mientras lo sigue. _-En un Bandlebosque. -Creí que habíamos cruzado a Runaterra. -Ja... ingenuo ningún mago puede crear un portal desde aquí hasta Runaterra y viceversa, los portales que conectan Bandle con el reino material existen mucho antes de que existieran los Yordles. -¿Así? -Así es, por mis observaciones sospecho que estos portales se formaron con el nacimiento de tu mundo. -¿Y el portal que creaste? -Cualquier mago con mi nivel puede crear un portal temporal que conecte dos puntos de esta región, es una magia un tanto compleja como la de la reliquia que llevas en tu cuello._ Un oscuro pasillo lleva a Atipaq y a Mahjou al interior del volcán el cual es una cámara hueca y fría, el Ajkllasga eleva su mirada y observa la cima del cráter y un par de estrellas que brillan en el cielo. _-Hubo una época en que dos gemelos intentaron ser uno…_ - Dice el Yordle mientras traza líneas sobre el terreno hecho de ceniza volcánica. – _Y lo lograron… esas estrellas son testigos de su gloria y también de su caída… por lo que se separaron… pero nada volvió a ser lo mismo. _– Finaliza el yordle con un tono de voz que suena a melancolía. - _¿Qué estará haciendo?_ – Susurra bajo mientras termina de dibujar un par de runas. –_ Bien entre en una._ El Ajkllasga obedece y en el instante en que pisa una de las runas ambas empiezan a brillar, Atipaq lleva su mirada hacia Mahjou como preguntando que está sucediendo. _-Escucha. _– Le dice el yordle. – _La magia puede ser caprichosa algunas veces y no siempre responde como desearíamos que suceda… una voluntad inquebrantable podría doblegarla pero te lleva por senderos de donde es difícil volver, te perderás y difícilmente volverás a ser lo que fuiste, es mejor sonreír que llorar y enojarse, algunas veces debes dejar que ella te guie, escúchala, entiéndela, trátala como si fuera tu amante, guíala, juega con ella, usa tu imaginación, diviértete y descubrirás cosas que jamás pensaste en ver… Sé un maestro no un dictador._ Mahjou le da la espalda a Atipaq y se dirige hacia la salida con los brazos en la espalda hasta que se detiene. –_ Casi lo olvido. _– Pronuncia sin voltear. – _El ganador se llevara un pastelillo de la abuela. _– Finaliza. -_¿Ganador? _– Se pregunta Atipaq hasta que siente que hay alguien detrás de él. Voltea y observa a Newen tras de él. _-Te dije que no lo siguieras, ahora voy a tener que enseñarte a obedecer._ **Fuera** Mahjou se sienta en una alfombra de hojas sobre una roca, el yordle acaricia su bigote antes de cruzar sus manos. –_ Bueno dormiré un rato. _– Pronuncia mientras bosteza y cierra los ojos. **Dentro** _-Wa… _- Atipaq sale volando hasta estrellarse contra una pared la cual emite un resplandor azul en el instante en que el cuerpo de este hace contacto con ella. Atipaq rápidamente se reincorpora y lleva su mano hacia su espalda para tomar la Tux-imi, pero se da cuenta de que su arma no está en su espalda. _-¿Buscabas esto?_ – Le pregunta Newen mientras le muestra el arma en sus manos. _-Tramposo._ – Le responde Atipaq. – _Bueno no queda otra._ – Agrega mientras toma el Filo Infinito. Las armas de ambos chocan creando una onda de choque que los hace retroceder; Atipaq envía una ráfaga de aire cortante el cual Newen regresa obligando al Ajkllasga a cubrirse mientras es enviado hacia atrás por el impacto. _-Vamos ven aquí, tu lección acaba de empezar. –_ Le dice Newen. _-Sabes creí que habíamos hecho las paces. _– Le contesta Atipaq mientras se lanza con el Filo Infinito envuelto en llamas. Atipaq corta a Newen para descubrir que es un avatar de oscuridad de este; la invocación oscura se desmorona y se adhiere a Atipaq quien lucha para liberarse mientras Newen aparece a un costado de el con su arma envuelta en relámpagos. _-Sabes creí que te habías vuelto más fuerte. –_ Le dice Newen a un Atipaq que cae al suelo después de ser golpeado por una decena de relámpagos con forma de serpientes. –_ Tal vez deba dejarte aquí e irme de regreso a Valoran. _– Agrega mientras camina hacia la salida. _-Tú de aquí no te vas_. – Le responde Atipaq mientras se levanta. –_ Tenemos un trato lo olvidas. -El trato se acabó en el momento en que me trajiste aquí. -El trato sigue en pie, solo necesito tiempo mientras… -Mientras intentas hacerte más fuerte, pierdes tu tiempo con ese enano, pierdes el tiempo manteniéndonos aquí. -Ah por favor no me vengas con tus tonterías que cuando llegamos y te pedí ayuda me la negaste y ahora ven aquí vamos a terminar con esto. -¿Crees que me vas a ganar? _ Newen se lanza convertido en un dragón de hielo el cual Atipaq esquiva y corta por un costado, la invocación elemental se desploma sobre el suelo regando cientos de esquirlas congeladas mientras Newen rueda por el terreno. _-Jajajaja te di. _– Se ríe Atipaq mientras Newen se repone y lanza un avatar de oscuridad contra Atipaq el cual lo evita, mas no logra evitar una bola de fuego que lo manda a estrellarse contra la pared del volcan. _-Te di._ – Le contesta Newen mientras camia hacia este. –_ El enano tiene razón, tu problema no es tu fuerza si no que sigues en lo mismo. -A no comiences con todo eso de la oscuridad y blablablá. -Es la forma más rápida. -No quiero ser como tú, quiero ser yo mismo, encontrar mi propio estilo. -Tardaras una vida. –_ Contesta mientras lanza otra bola de fuego que Atipaq evita. _-No creo ya estoy muy cerca, solo tengo que darte una paliza._ La batalla continua con un Newen dominante y con Atipaq haciendo esfuerzos denodados para contenerlo, más la presión del emperador oscuro hace que este supere a Atipaq quien termina muy maltrecho. El ajkllasga se tambalea en el instante en que detiene una nova de hielo mientras Newen se toma su tiempo para realizar su próximo ataque. _-Ya has llegado a tu límite. _– Pronuncia Newen mientras invoca una cortina de fuego la cual Atipaq intenta detener. –_ Deja que la oscuridad te cubra, vuélvete uno con ella. _– Continua. _“Diviértete”_ Pero las únicas palabras que escucha Atipaq son las de Mahjou mientras la sonrisa de Lulú se hace presente en su cabeza. –_ Eso es… _- Piensa el Ajkllasga mientras se concentra en la cortina de fuego y la manipula haciendo que se convierta en un Fénix. – _Ve por él. _– Pronuncia Atipaq dirigiendo a la invocación elemental contra Newen. El ave de fuego vuela hacia Newen, pero es partida en el aire por la espada de Newen haciendo que se desvanezca. Atipaq aprovecha la oportunidad y lanza un avatar de hielo contra Newen el cual lo golpea y envía contra el muro mientras su espada sale volando. Cristales de hielo emergen de los restos del avatar y forman una garra de hielo que aprisiona a Newen contra el muro mientras Atipaq se le acerca. –_ Al fin te tengo. _– Pronuncia Atipaq mientras Newen lo observa en silencio. _-Eso crees. –_ Pronuncia Newen mientras Atipaq voltea hacia atrás y observa una gran hidra de fuego con decenas de cabezas. –_ Corre saltamontes. _– La hidra lanza bolas de fuego contra Atipaq quien se ve obligado a moverse por todas partes. Atipaq intenta salir por la chimenea del volcán pero se estrella contra un muro de hielo traslucido, el ajkllasga cae e intenta usar sus poderes para controlar la invocación elemental la cual escupe sus bolas de fuego hacia la pared de hielo destrozándolo y dejando salir una docena de estas. **Afuera** _-♬“La marcha de los Yordles, te vamos a cantar, pequeños y orgullosos sabemos cómo luchar”♫ -♪“La marcha de los Yordles, te vamos a cantar, todos vamos con ganas a Bandle resguardar…”♬_ La patrulla de Urf pasa cerca del volcán y es víctima de las bolas de fuego que salen de él. -_ ¡Nos atacan…!!! _– Grita un yordle. _-¡Todos a resguardo!_ – Grita Urf mientras se lanza al suelo hasta que termina el bombardeo, el manatí se levanta y ve a algunos de sus reclutas aturdidos y chamuscados. _– Preparen las armas_. – Les dice a los yordles. –_ Apunten y estén listos a mi señal. _– Agrega mientras se moviliza al volcán. **Dentro** Atipaq y Newen luchan por controlar la hidra de fuego ambos extienden sus manos a esta cuyas llamas cambian de color. – _Así que fuiste tú… _- Hasta que la voz de Urf se hace presente. _-¿Urf que haces aquí?_ – Pregunta Atipaq. _-Largo no interrumpas._ – Le dice Newen. _-He… hay dos Atipaqs. –_ Observa Urf mientras se soba los ojos. - _¿Quién es el verdadero? -Yo… -_ Responde Atipaq. –_ Él es Newen. -Así… - _Contesta Urf apuntando a Newen con su arma. –_ Te dije que si te veía te iba a dar una paliza ahora prepárate. -Espera. –_ Pronuncia Newen imitando la voz de Atipaq. –_ Yo soy el verdadero Atipaq, él es Newen. -He… -Mentira él es Newen. -No él. -No el. -No el._ Ambos continúan en su disputa confundiendo a Urf quien dispara su arma al aire y luego contra la hidra de fuego. **Fuera** _-¡La señal! _– Grita un Yordle al ver un proyectil estallar en el aire. _-¡Todos abran fuego!_ **Dentro** _-¿Qué has hecho? _– Pregunta uno de ellos. _-Jajajaja bien como no sé quién es el verdadero les daré una paliza a ambos. –_ Responde el manatí mientras sale corriendo del volcán. _-Dice que nos va a dar una paliza y sale huyendo. -¿Qué es ese ruido?_ **Fuera ** Urf sale huyendo en el instante en que decenas de proyectiles caen en el volcán destrozándolo y levantando una gran humareda de polvo. _-Vaya eso sí que fue la bomba._ – Pronuncia el manatí intentado imitar la voz de Ziggs. – _Hey Atipaq o Newen_. – Dice mientras remueve algunos escombros hasta que encuentra a Atipaq inconsciente y una sombra oscura ingresando en él. _-Huaaaaa que bien dormí._ – Bosteza Mahjou, para después estirar sus piernas y caminar hacia el volcán destruido. –_ Vaya sí que hicieron un destrozo. _– Pronuncia mientras se acerca hasta ver a Urf junto a un Atipaq inconsciente y a los artilleros de Bandle acercarse a lo lejos. - _¿Qué paso aquí Urf? -Qué crees le di una paliza._ – Dice el manatí. –_ Nadie se mete con los artilleros de Bandle. -Yehhhh _– Responde los otros Yordles. _-Ya veo. _– Contesta Mahjou mientras se sube a una roca para estar a la altura de Urf y tomarlo de su aleta. – _Bien te declaro como el ganador del combate y te doy este pastelillo de la abuela._ – Pronuncia mientras levanta su aleta como signo de victoria. _“Yehhhh, Urf, Urf, Urf, Urf, Urf, Urf, Urf, Urf, Urf, Urf” _ Gritan los demás yordles de algarabía mientras cargan a su héroe en hombros y lo llevan a Bandle a celebrar su victoria. _-Ahhhh y ahora ¿Quién va a arreglar este desastre? _– Se pregunta Mahjou para después picar a Atipaq con un palo. _– Vamos dormilón despierta tienes que reparar el volcán._ **Continuara…** Les dije que iba a ver un ganador sorpresa y así fue y ya que hablamos de artilleros en el próximo capítulo protegeremos Bandle de la mano de su artillera favorita. **PDT:** El Maestro Roshi de Bandle volverá en otra ocasión. **Próximamente:** **Patrullando Con Tristana** NOTA: La marcha de los Yordles fue una creacion original de Kuroneko, pero ya no existe la cancion, ni ninguna de sus canciones sobre el LOL. Y el tema del capítulo con uno de los géneros musicales favoritos de los yordles https://www.youtube.com/watch?v=ejyil8AFTWE **Y Nos Vemos En Los Bandlebosques**
Compartir

Al parecer nadie se ha unido a la discusión todavía; ¡sé el primero en comentar!

Denunciar como:
Ofensivo Spam Acoso Foro incorrecto
cancelar