Mas Alla De Las Sombras 2 Capitulo 30: Sacrificio

[(https://i.pinimg.com/474x/2e/8f/60/2e8f60a6358d24a52083d6a33a50dc92.jpg)] Y bueno aquí estamos devuelta con el último capítulo de la saga Targoniana (Y yo que pensé que me demoraría más por el trabajo), así que prepárense para las sorpresas, o tal vez no y ver a Atipaq desplegar sus poderes al máximo, pero antes el link del capitulo anterior: https://boards.lan.leagueoflegends.com/es/c/creaciones-de-la-comunidad/Yv2FGuIe-mas-alla-de-las-sombras-2-capitulo-29-determinacian **Capítulo 30** **Sacrificio El Corazón De La Oscuridad** _“Sin Sacrificio no hay victoria”_ **Sisa** La realidad comienza a distorsionarse mientras el cielo se funde con la tierra en una extraña amalgama de elementos; los espirales dimensionales aparecen y desaparecen devorando lo que encuentren a su paso; Atipaq se aferra a una roca para evitar ser succionado por un de los portales, hasta que una se materializa debajo de la roca y lo devora. Atipaq cae por el remolino de energía anómala, voltea hacia un lado y ve en las capas del espiral decenas de realidades que emergen y desaparecen. –_ Así que esto es la convergencia. –_ Piensa mientras mete la mano entre sus pertenencias y sustrae su reliquia de transposición. _-Sisa. _– Susurra mientras concentra el resto de poder que le queda para poder viajar hasta donde se encuentra su hermana. Un halo de luz se eleva al cielo mientras Atipaq cae al suelo en el lugar donde había dejado a su hermana; su visión se torna borrosa por un instante, intenta levantarse hasta que una onda invisible lo regresa al suelo. Atipaq se pone de rodillas y eleva su mirada y observa decenas de dibujos mágicos que cambian de aspecto mientras levitan sobre su cabeza. _-Hasta que al fin das la cara._ – La voz de Sisa resuena por todos lados hasta que su enorme poder se manifestó detrás de Atipaq. _-Sisa…_ - Menciona Atipaq mientras su cuerpo comienza a levitar. _-Silencio._ – Pronuncia la adolescente mientras estrella a su hermano contra una roca la cual se deforma para mantener atrapado a Atipaq. _-Espera Sisa… -_ Intenta decir Atipaq hasta que la roca le tapa la boca. -_Te dije que te callaras, sabes lo difícil que es hacer esto he, en qué demonios estás pensando, lo único que tenías que hacer era quedarte quieto ahí, pero no tenías que darte la del héroe y lanzarte contra Newen._ – Menciona mientras flota alrededor de Atipaq. – _Sin mencionar que liberaste al Aspecto del Ocaso._ El tiempo parece detenerse mientras una roca flota cerca de Sisa cuya expresión cambia. – _Tienes suerte de que ya había absorbido todo lo que necesitaba de ella, de lo contrario te hubiera hecho polvo. _– Menciona mientras cierra el puño y la roca se convierte en polvo. –_ Ahora. _– Dice mientras se voltea. –_ Es hora de terminar la convergencia._ Atipaq reúne todo el poder que le queda y logra destrozar la roca que lo mantenía aprisionado. –_ Sisa escúchame, todo esto está mal._ – Intenta acercársele hasta que una onda invisible lo hace estrellar contra un muro. _-¿Escucharte?_ – De pronto una voz desconocida resuena en el viento. – _Pierdes tu tiempo Ajkllasga, ella no te escuchara. -Esa voz ¿Quién eres? -Yo… solo soy lo que queda de un gran reino… yo soy Sada. -¿Por qué haces esto? ¿Qué buscas? -De esta realidad nada, tu hermana y tu mundo solo son una herramienta para lograr mis objetivos y es acabar con los que ustedes llaman Aspectos. -Es cierto ya lo recuerdo te aliaste con Newen. -Sí y es una suerte de que te hayas desecho de Newen así ya no tendré que cumplir con mi promesa. -¿Qué…? Ahhh……._ La intensidad de la energía aumenta colocando el rostro de Atipaq de lado y entonces el joven Ajkllasga ve a los otros tres Ajkllasgas que había dejado con Sisa inconscientes y malheridos. _-Creíste que esos tres serían suficientes para detenerme. –_ Pronuncia Sada mientras sobre Sisa una figura hecha de luz oscura emerge. – _Ahora me encargare de ti para que no vuelvas a interferir. -¡Sisa…! – _Grita Atipaq. _-Es inútil Ajkllasga ella solo escucha lo que yo deseo que escuche, ahora conviértete en polvo._ Sada levanta la mano aumentando la intensidad de su ataque, la presión comienza a agrietar la roca mientras Atipaq grita de dolor. Siente que todo su cuerpo se despedaza y no tiene poder para poder luchar mientras una extraña sensación de vértigo lo inunda, sus células comienzan a desintegrarse y entonces Sada cierra su mano para poner fin a todo. Pero su cuerpo no se desintegra y lejos de eso la presión disminuye mientras cae al suelo, aun esta entero pero adolorido; de pronto un escudo de energía lo rodea mientras el abre los ojos y ve a sus salvadores. _-¿Qué sucede? _– Se pregunta Sada. _-Así que tú eres el causante de todo esto. _– La voz de Cronos se asoma detrás de Atipaq quien gira su cabeza y ve al anciano de pie. _-Ajkllasgas._ – Ruge Sada mientras a los costados de Cronos aparecen Velkanzir y Fakil. Velkanzir invoca su éter el cual se solidifica en estacas mientras Fakil despliega sus poderes psíquicos, los cuales impactan contra los ataques de energías oscuras de Sada. _-¡Ponte de pie Newen! _– Le grita Velkanzir mientras continua invocando proyectiles contra Sada. _-Tenemos que proteger nuestro mundo. _– Agrega Fakil mientras se impulsa hacia Sada. Atipaq se esfuerza para ponerse de pie hasta que Cronos se pone frente a él. – _Esto te pertenece._ – Dice el anciano dejando caer la Tux-imi a los pies de Atipaq. _-Mis espadas. _– Pronuncia Atipaq en el instante que las toma. _-Si quieres salvar a tu hermana deberás pelear a nuestro lado. –_ Finaliza el anciano mientras invoca su sable de energía. Los ataques de los Ajkllasgas golpean al Sada quien no parece verse afectados por estos. – _Acaso piensan que ustedes tres van a poder conmigo. _– Pronuncia Sada mientras usa sus poderes alterando la realidad. Decenas de rocas hechas de un extraño material aparecen de la nada y atacan a los Ajkllasgas obligándolos a defenderse, Sada agita su brazo y una gran explosión de energía manda a todos a volar incluyendo a Atipaq quien se queda sin fuerzas y poder para poder defenderse. _-Desaparezcan. –_ Sada cierra su puño del cual salen despedidos decenas de rayos que desintegran todo lo que tocan; los Ajkllasgas usan sus poderes para contener los rayos los cuales los empujan hacia atrás mientras Atipaq observa a uno de estos acercarse hacia él. _-Mis poderes… _- Intenta concentrarse e invocar sus poderes logrando crear una barrera de hielo frente a él, pero la potencia del rayo comienza a desintegrar el hielo. - _… ya no resisto… necesito más poder… para salvar a mi hermana…_ - Intenta invocar los poderes que uso para derrotar a Newen pero no lo logra…_ - No… no puedo…_ El rayo traspasa el muro de hielo y cubre a Atipaq, mas este no se desintegra. - _¿Qué está pasando? –_ Se pregunta Atipaq mientras el rayo se desvanece. – _Esto es…_ - De pronto el aura oscura de Newen comienza a brotar de Atipaq quien siente su cuerpo más ligero. _-Por esta vez. _– De pronto la voz de Newen resuena en el interior de Atipaq. -_Ne… Newen…_ _-Solo por esta vez te dejare usar mis poderes para salvar a tu hermana._ Los poderes de Newen cubren a Atipaq que recupera sus fuerzas y reacciona a tiempo para evitar un rayo que iba hacia él; Atipaq salta y se desliza a través del rayo hacia Sada, el aura oscura protege a Atipaq quien salta entre los rayos de luz de Sada hasta llega cerca de él. Sada distorsiona la realidad invocando una lluvia de estrellas fugaces contra Atipaq, el Ajkllasga usa los poderes de Newen e invoca decenas de criaturas oscuras las cuales interceptan el ataque de Sada mientras se desliza por una corriente de lava. _-No podrás detenerme Ajkllasga_. – Menciona Sada mientras sus brazos se separan de él y se convierten en enormes garras que rasgan la realidad misma creando distorsiones temporales que engullen todo lo que está cerca de ellas llevándolas a otra dimensión. Atipaq se mueve como un rayo evitando ser alcanzado por las garras mientras del centro de Sada emerge un escudo de energía Astral el cual se concentra disparando un rayo de energía contra Atipaq. _-Desaparece Ajkllasga… _- Ruge Sada cuando un rayo de energía fantasmal lo golpe deteniendo su ataque, el espectro dimensional gira su mirada y ve a Sísifo de pie mientras una látigo de luz parte una de sus garras y la otra es diezmada por decenas de sombras de viento. _-No tan rápido._ – Menciona Sísifo. _-Nosotros nos encargamos de esas cosas. _– Menciona Yasel mientras sobrevuela montado en una de sus sombras de viento. _-¡Qué esperas muévete Newen!_ – Grita Kruck mientras usa sus látigos para contener a una de las garras de Sada. Sísifo usa sus bolas de energía fantasmal para debilitar a Sada, pero este no parece perder energía e invoca su escudo astral que hace retroceder al Ajkllasga mientras Atipaq retoma la marcha. Nuevamente Sada altera la realidad colocando frente a Atipaq espirales interdimensionales. –_ No te detengas continua… _- Le dice Newen mientras Atipaq se lanza contra los espirales. La oscuridad nuevamente brota de Atipaq y empieza a envolverlo mientras el Ajkllasga solo piensa en llegar hasta su hermana; Atipaq salta hacia el cielo y de pronto se convierte en un enorme dragón de oscuridad que devora con sus fauces los espirales interdimensionales. Sada reacciona y concentra todo su poder en su escudo astral el cual se despedaza como un cristal al ser golpeada por el dragón de oscuridad de Atipaq, la criatura de oscuridad envuelve a Sada mientras Atipaq cae frente a su hermana. _-Sisa… -_ La llama y ella voltea a verlo mientras pequeños copos de nieve caen alrededor de ambos. _-Atipaq… _- Menciona mientras voltea y desata sus poderes sobre su hermano quien resiste sus embates gracias a su escudo de oscuridad. -_ ¿Por qué sigues interponiéndote?, no ves que puedo traerlos de vuelta._ _-Sisa… los deseos egoístas se convierten en pesadillas para los demás, sé que él te está hablando, sé que te muestra aquel futuro que anhelamos, pero todo es mentira, el solo busca venganza, no eres más que un herramienta, por favor hermana abre los ojos. -¡Silencio! _– Ruge Sisa haciendo que Atipaq retroceda. – Crees que vas a poder convencerme, la única manera en que me vas a detener será matándome. Sada invoca una copia de él detrás de Atipaq, pero los ataques de su copia son detenidos por los elegidos; los Ajkllasgas rodean a Sada y usan sus poderes para detenerlo y evitar que ataque a Atipaq. _-Sisa no he sufrido todo este infierno para matarte._ – Atipaq reúne todos los poderes de la oscuridad de Newen para contener la fuerza de su hermana. _– Solo quiero que tu…_ -… Sisa incrementa nuevamente la intensidad de su poder haciendo retroceder nuevamente a Atipaq quien lucha para acercarse a ella nuevamente. –_ Es inútil con sus poderes soy más fuerte que tú. -Lo se… pero… no voy a permitir… que lo hagas…_ Sisa levanta su mano e invoca un rayo de energía cósmica la cual se desvanece al alcanzar a Atipaq. -_ ¿Qué está pasando?_ – Se pregunta ella cuando ve que los copos de nieve han cubierto su brazo. - _¿Por qué este hielo no se desvanece? _– Se pregunta cuando intenta derretir la escarcha. -_ ¿De quién es este poder? ¿Hay alguien más aquí?_ De pronto de entre la escarcha aparece la imagen de una niña rubia con los ojos azules. - _¿Quién eres tú?_ – Menciona Sisa al verla; la niña voltea y ve a Sisa y sonríe mientras pasa por su costado y entonces todo alrededor de Sisa cambia. _-¿Dónde estoy?_ – Se pregunta al ver que se encuentra en un bosque congelado y frente a ella tres figuras la observan. _-Ellos te están esperando Sisa. _– De pronto escucha oír la voz de su madre y entonces vuelve a la realidad. _-¿Qué es esto? _– Se pregunta al ver que sus poderes se han desvanecido, voltea hacia un lado y ve a Sada y a los Ajkllasgas peleando a una velocidad muy lenta, como si el tiempo se hubiera ralentizado mientras nota que ha sido cubierta por una burbuja de hielo. _-¿Qué a pasado? -Es ella, ha venido a ayudar. _– Menciona Atipaq que aparece a un lado con su espada convertida en hielo. _-Tonterías. _– Intenta invocar sus poderes pero la escarcha que le cubre se lo impide. No siente dolor, más bien es una sensación agradable como si alguien la abrazara, Sisa mira sus manos y luego levanta la vista hacia Atipaq y entonces observa los fantasmas de su padre y su madre. _-¿Por qué…? _– Pronuncia… - _¿Ellos están contigo? -Porque hasta ellos saben que estas equivocada y porque ellos me pidieron que viniera aquí. -Si vas a detenerme hazlo antes de que Sada reaccione._ – Menciona ella mientras agacha la cabeza esperando el ataque final de su hermano. Nuevamente esa sensación agradable, pero esta vez no es el frio mágico que la cubre si no el abrazo de su hermano; una tenue aura calorífica brota de Atipaq cubriendo a Sisa mientras las escarchas de hielo se desvanecen. _-¿Por qué haces esto? _– Le dice a su hermano mientras se separa. - _¿Por qué me has liberado del hechizo? ¿Por qué me abrazas sabiendo lo que quiero hacer?_ -… Atipaq guarda silencio un instante antes de hablarle. –_ Porque tú eres mi hermana, porque esto es algo que he querido hacer desde tanto tiempo, eres la viva imagen de mama, porque eres aquel pedazo de mi vida que había perdido y que creí que nunca más volvería a tener._ Sisa guarda silencio mientras agacha su cabeza, puede sentir los pensamientos de Sada intentando envolverla, pero se resiste. _-Aquel pedazo que el destino nos robó, aquel pedazo que podemos recuperar. -No de esta manera. -Este mundo… no te quiere… los Ajkllasgas te perseguirán a donde vayas… lo he visto… tu trágico final…, a donde vayas solo encontraras muerte y dolor hermano… - Lo sé. -Entonces ¿Porque me detienes?, ¿Por qué quieres salvar este mundo?_ _-Por ti… puede que yo este condenado… pero si puedo sacrificar mi vida para que tú y este mundo continúen entonces lo are con gusto, Sisa hay muchas cosas en este mundo que no has visto, cosas hermosas que se perderían, cosas que deseo que tú las veas._ _-Además…_ - Atipaq voltea hacia las imágenes de sus padres. – _Les prometí que te salvaría y no voy a parar hasta hacerlo._ La realidad y el tiempo se detienen alrededor de Sisa quien se queda quieta observando a Atipaq mientras en su mente el recuerdo de su hermano acurrucándola después de que este llorara aparece. –_ “No te preocupes hermana yo te protegeré”_ y también los recuerdos de Atipaq y su encuentro con el fantasma de su madre y la esencia de su padre. –_“Salva a tu hermana”_ Y entonces se rinde y entonces se libera del control de Sada y vuelve a ser lo que es mientras sus labios pronuncian su mayor deseo. _-Hermano…_ - Una lágrima cae por su mejilla mientras lo ve a los ojos. _– Sálvame…_ Los ojos de Atipaq se vuelven blancos mientras del aura oscura brotan burbujas de luz, el Ajkllasga salta convertido en un proyectil de luz y oscuridad que atraviesa a Sada. _-No pueden matarme Ajkllasgas._ – Menciona Sada mientras Atipaq cae al suelo. _-No… porque ese no eres tú. _– Menciona Atipaq cuya voz se ha fusionado con la de Newen mientras su cuerpo emite un aura de luz y oscuridad. Toma su arma la cual se convierte en un arma de luz y oscuridad y corre hacia el altar. _-No… -_ Sada intenta reaccionar pero el poder de los Elegidos lo mantienen atrapado impidiendo poder hacer algo. Atipaq blande su espada y parte los dibujos rúnicos que flotan frente a él; las runas se desintegran en el aire sin dejar un solo rastro mientras Atipaq al fin llega al altar; la tierra entre Atipaq y el altar se abre mientras una copia de Sada emerge intentando detener a Atipaq. El joven Ajkllasga agita su espada mientras salta partiendo al duplicado para luego caer detrás de él, la espada de Atipaq brilla con gran intensidad mientras este vuelve a saltar y caer sobre la reliquia de Sada. El objeto se parte a la mitad mientras ráfagas de luz se elevan al cielo, de su interior se escucha el sonido de una bestia que ha sido abatida. –_ Nno… ooo _– Las copias de Sada se retuercen mientras se caen a pedazos… El terreno tiembla mientras una onda de choque manda a volar a Atipaq quien rueda hasta un montículo de rocas. _-Ajkllasga._ – Ruge Sada mientras emerge de la reliquia y lanza un rayo hacia Atipaq. –_ No me iré solo… _- Menciona mientras halos de luz salen de él y explosionan en el cielo. _-¡Sisa….!_ – Grita Atipaq al ver a su hermana ponerse en el trayecto del rayo evitando que este lo alcanze. _-Es mi turno de salvarte._ – Dice mientras recibe el ataque. Solo dura un segundo el instante en que el rayo luminoso golpea a Sisa. – _Atipaq… _– Susurra Sisa mientras sus ojos se entrecierran y cae al suelo. _-¡Sisa…!_ – Grita Atipaq mientras corre y la sujeta. No hay una sola herida en ella, ni una sola marca que indique que ha sido alcanzada por un gran poder, pues el ataque iba dirigido a la esencia misma de su ser, su alma y no al cuerpo falso que sirve de receptáculo para su alma. Exhala sus últimos alientos mientras nuevamente ve esa escena que es una visión del futuro, pero ahora la ve con mayor claridad. Ahí está ella caminando en un bosque congelado mientras tres figuras voltean para observarla. _-Date prisa hermana_. – Menciona una joven a la cual ella reconoce, es la niña de su visión anterior, a su lado la madre de esta con su mirada fría voltea y al otro lado el padre de esta y el rostro que mejor reconoce. _-¿Sucede algo hija…?_ – Pregunta el. – _Sisa tu madre se va a enojar si llegamos tarde. -Se llama Hilda. _– Le dice la mujer girando su mirada hacia Atipaq. _-Hilda Sisa Noxes De La Garra Invernal_. – Menciona la reencarnación de Eluney. _-Ya vámonos. _– Refunfuña Sejuani mientras sujeta a su marido de su bufanda. _-Hey tan temprano y ya comienzas a maltratarme. –_ Protesta Atipaq. _-Cállate… -_ Le dice mientras lo arrastra. _-Mama, Papa ya no empiecen. _– Menciona Sherriza siguiéndolos. _-¡Sisa no te atrases!_ – Grita Atipaq. _-Se llama Hilda…_ _-Te vas a quedar ahí dejando que tu nueva familia se vaya…_ - Sisa voltea al escuchar la voz de su madre, pero esta no está, solo el viento que la empuja y le muestra sus mechones plateados. _-Sisa… _- Menciona Atipaq acariciándole el rostro mientras sus ojos se llenan de lágrimas. _-Hermano._ – Responde ella a su llamado mientras las luces que salieron de Sada explotan en el cielo dejando caer pequeños copos de energía, los copos caen sobre los Ajkllasgas mostrándoles los recuerdos de Sada, el motivo de su odio hacia los Aspectos y los secretos que estos ocultan. _-Perdóname Sisa… no pude salvarte. _– Menciona Atipaq mientras una lágrima recorre su mejilla. La adolescente levanta su brazo y limpia aquella lagrima mientras le sonríe. –_ Ya lo has hecho._ – Menciona ella mientras su cuerpo comienza a convertirse en polvo. –_ Y ahora es momento en que me vaya… Hasta que nos volvamos a ver… Papa…_ El cuerpo de Sisa se desintegra por completo mientras le deja a Atipaq una última visión del futuro. **¿Fin?** No… aún queda algunas cosas que narrar como que paso con Leona, Diana, el panadero y los demás, así como que hará Atipaq y que es esa visión que su hermana le mostro y una que otra sorpresita más como quien es Sada y que conexión tiene con los Aspectos de Targon. **Próximamente** **Epilogo Nunca Dejes de Sonreir** Y la canción que selecciones hace muchas semanas para ser el cierre de esta saga. (Prohibido llorar) https://www.youtube.com/watch?v=L7u_GHHWRg8 **Y Nos Vemos Mas Allá De Las Sombras**
Compartir

Al parecer nadie se ha unido a la discusión todavía; ¡sé el primero en comentar!

Denunciar como:
Ofensivo Spam Acoso Foro incorrecto
cancelar