Mas Alla De Las Sombras 3 Capitulo 15 Veigar vs Lulu

[(http://pm1.narvii.com/6939/3dce0f35593d335e38551862575a7826a17a250ar1-352-550v2_uhq.jpg)] http://pm1.narvii.com/6939/3dce0f35593d335e38551862575a7826a17a250ar1-352-550v2_uhq.jpg Damas Y Caballeros bienvenidos a un capitulo donde el protagonista no hace nada literalmente nada, ahora abre tu imaginación y deja salir el lado oscuro de tu ser mientras juegas con la magia de la mano del gran Vergar… “!Veigar!” Así eso. Pero antes el link del capítulo anterior https://boards.lan.leagueoflegends.com/es/c/creaciones-de-la-comunidad/ZnH7KYlM-mas-alla-de-las-sombras-3-capitulo-14-perdidos-con-lulu **Capítulo 15** **Duelo de Magia** **Veigar vs Lulú** _“Me cae bien Veigar”_** Lulú** _“Como puede caerte bien, si es malvado”_** Urf** _“Es divertido”_ **Lulú** _“Muajajajaj coof coff”_ **Veigar** **En Alguna Parte Entre Noxus Y Demacia** **Montañas Argentas** (También conocidas como Montañas Plateadas) _-¿Bien dónde estamos? –_ Pregunta Atipaq. _-En Runaterra. –_ Responde Urf. _-¿En qué parte genio? -No sé, Lulú ¿Dónde estamos? -No sé._ El viento trae un aroma a café recién tostado mientras un grupo de nubes grises se arremolinan; a lo lejos una humareda de polvo se alza. -_ ¿Qué es eso?_ – Pregunta uno de ellos al notar la humareda. -_No sé pero este lugar huele muy bien. -Suena al galope de caballos. -Caballos, yo quiero montar uno._ – Dice la más pequeña. _-Si son caballos y algunas bestias extrañas._ El grupo observa a ocho decenas de caballos con sus jinetes galopando hacia ellos seguidos de cuatro bestias con formas de reptil que tiran de unas carretas. _-No llevan banderas ni estandartes y esas bestias creo que son de origen noxiano, probablemente sean mercenarios noxianos. _– Dice Atipaq. _-¿Entonces estamos en Noxus? -No estoy seguro los mercenarios noxianos se mueven por todas partes y siempre están donde hay buena paga._ El grupo de jinetes pasan entre el grupo de Atipaq sin prestarles atención y levantando una gran humareda de polvo que hace toser a Atipaq y Urf. _-Cof cof cof con tanto polvo pareciera que estamos en Shurima. –_ Dice el manatí. _-Bueno no importa hay que volver a Bandle. -Es cierto Lulú, usa tu llave… ¿Lulú? ¿Dónde está? -He…_ Atipaq y Urf se miran un segundo para después voltear hacia la comitiva que se aleja. –_ ¡Lulú…!!!_ – Grita Urf. _-Bueno se fue con ellos, en fin vamos Urf usa la llave de tu libro para regresar. -No vamos a regresar, vamos a ir por Lulú. -Por favor Urf ella se puede cuidar sola. -Pobre Lulú de solo imaginar lo que esos malvados mercenarios le harán… ¡Lulú…!!! _– Grita Urf mientras sigue a la caravana. _-Genial, otra aventura más._ – Dice Atipaq mientras acomoda un grupo de rocas cerca de la entrada como marca para después ir por Urf. **Horas Después** El sol emite sus últimos rayos mientras Atipaq y Urf al fin llegan al campamento de los mercenarios el cual se ubica en una pendiente. _-¿Ves a Lulú? –_ Pregunta el manatí oculto entre las rocas. _-No veo nada_. – Le contesta Atipaq a su costado y tras un arbusto. _-Seguro debe estar en alguna de esas tiendas de solo pensar en lo que la pobre debe de estar padeciendo. -De repente ya se la comieron. -¡¿Qué?! -Baja la voz nos van a oír. -No vuelvas a decir eso y ahora escucha este es el plan, tú los distraes mientras yo busco a Lulú_. _-¿A qué están jugando? –_ De pronto Lulú aparece detrás de Urf. _-No estamos jugando a nada, vinimos a salvar a Lulú. –_ Le responde el manatí sin darse cuenta. _-¿Qué le paso a Lulú? _– Le dice la Yordle poniéndose entre Atipaq y Urf. _-Esos tipos la secuestraron. _– Contesta Atipaq. _-Oíste Pix me han secuestrado. -Si así es ahora… -He -Ha -¡Lulú…!!! – _Gritan ambos mientras voltean a verla. _-¿Cómo escapaste? -¿De quién? -¿Qué haces aquí? -Vine a montar caballos, es muy divertido._ – Dice ella. _-¿Quién anda ahí? _– De pronto se escucha el llamado de uno de los hombres seguido del ladrido de un perro. _-Genial. -Bien hay que pelear. _– Dice Urf. _-No yo me encargo. _– Contesta Atipaq mientras sale de su escondite para acercarse al hombre. _-¿Quién eres? -A yo soy Atipaq y solo andaba de paso? -No sabes quienes somos nosotros. -No, ni me interesa. -Insolente, somos los mercenarios del trueno roto al servicio del gran hechicero Patamarilla. -Jajajaja. –_ De pronto se escucha la risa de Lulú, seguida de la risa de Urf. _-¿Qué fue eso? -No sé, debe ser el viento. -No te muevas. –_ Le dice el hombre mientras camina con su arma desenvainada hasta donde esta Atipaq, más no encuentra nada ni a nadie. –_ ¿Estas solo? _– Pregunta. _-Si. -Camina._ Atipaq es llevado hasta el campamento y en él puede distinguir a cerca de 80 hombres armados y de entre ellos a su jefe al que llaman Patamarilla. _-Lo encontré husmeando en las afueras._ – Le dice el hombre a su líder. _-Usted es el jefe. -Si soy Patamarilla. -Yo soy Atipaq de los hombres libres de Freljord ¿Qué hacen por aquí? -Las preguntas las hago yo._ – Responde el hechicero de manera seria. – _Y venimos por una deuda de sangre contra el que derroco a mi primo el hechicero Mongul El Tuerto -Ah ya veo, bueno que tenga buena suerte nos vemos. _– Le dice Atipaq intentando alejarse. _-¿A dónde crees que vas? _– Hasta que es interceptado por un hombre con su espada desenvainada. _-Verán me están esperando y…_ De pronto se escucha el relinchar de los caballos, los perros ladran hasta que un rayo mágico los convierte en sapos, los hombres se alertan pero ya es muy tarde las bestias ya se han desato en estampida y corren por medio del campamento arroyando todo lo que encuentran a su paso. _-Ajajajaja que divertido. _– Se escucha entre los galopes y bufidos de las bestias que corren hacia Atipaq quien invoca sus poderes para cubrirse con escudo de viento. _-Esa voz me es familiar. _– Piensa el Ajkllasga mientras esquiva a las bestias hasta que la ve. –_ Ahí está. _– Dice mientras ve a Lulú colgada del cuello de uno de los potros y a Pix aferrándose a su cola. _-Ven aquí._ – De pronto Urf aparece detrás de Atipaq y lo sujeta de uno de sus cinturones. _-¡Urf…!!! -Cállate y sujétate que es difícil manejar a esta bestia con una aleta._ **Instantes Después** _-Jajajajaja. – Jejejeje. –_ Ríen Urf y Lulú mientras Atipaq los observa molesto. _-Eso fue muy divertido, hay que hacerlo otra vez. -Jajajaja… Si. -Nada de divertido ni otra vez, vamos a regresar al portal en este instante._ – Les dice Atipaq para después levantar su mirada y observar una vieja torre en el horizonte. – _Andando. -Hey un momento el portal no está por ahí. –_ Le dice Urf al verlo ir en otra dirección. _-Ya lo sé, primero iremos ahí y luego volvemos. -Vamos a jugar en el castillo._ – Dice Lulú al ver a Atipaq caminar hacia la torre. _-Bien vamos. –_ Pronuncia Urf. El grupo se acerca a un campo de cebadas del cual se desprende un olor inconfundible. –_ Tengo sed_. – Dice Lulú, mientras Urf se dirige hasta a un canal de regadío y usa un recipiente para tomar algo del agua en él. _-Mmmmm –_ El manatí examina la coloración amarilla del agua y decide probar un poco del agua. _– Sabe a limonada. -En serio. _– Atipaq se acerca y bebe un poco del agua comprobando el sabor. – _Es cierto. -Estas cebadas._ – Dice Urf inspeccionando las plantas. –_ Sus semillas han sido tostadas. -Si puedo notar rezagos de un encantamiento por todo el lugar. -¿Quién habrá hecho semejante maldad? _– Menciona Urf. –_ En fin bebamos un poco de limonada y llevemos algo de cebada tostada a Bandle. -Si…!!! _– Interrumpe Lulú mientras Atipaq observa el cumulo de nubes negras sobre la vieja torre. **Instantes Después** El grupo llega a la puerta de la torre y llama a la entrada sin que nadie responda. _-Está abandonada. -No hay alguien adentro_. – Contesta Atipaq al manatí mientras invoca su magia y crea una ráfaga de viento que abre la puerta de un solo golpe. – _Y emite un aura siniestra. -Prepárate Pix la diversión está por comenzar._ – Dice Lulú al ingresar primera. El grupo observa el patio y siente los vestigios de magia arcana impregnada en él, Atipaq se inclina y toma un poco de la tierra del suelo entre sus manos para examinarla, los oscuros granos de arena se deslizan entre sus dedos mientras el joven guerrero mágico descubre que han sido calcinadas con magia arcana. Atipaq se levanta y nota más de estas manchas oscuras en el terreno mientras Lulú corre hacia una vieja pared y toma un pedazo de manera carbonizada para rayar la pared mientras una ráfaga de viento emerge de las ventanas y rodean a Atipaq y Urf. _-¡Hey ¿Hay alguien aquí?! –_ Grita Urf. - _¡Sal de donde estés hemos venido a verte!_ El viento resopla y juega con la bufanda de Urf haciendo que esta lo golpee en el rostro mientras una luz ilumina las ventanas seguidas de una peculiar voz. _-¿Quién osa llamarme? –_ Una gigantesca sombra se escabulle entre las ventanas de la torre y desciende hacia la entrada. –_ ¿Quién se atreve a entrar a mi torre? _– Pronto la figura emerge de la entrada; era mucho más alto que un gigante, sus ojos ardían como llamas mientras la oscuridad ocultaba su rostro. -_ ¿Quién se atreve a retar Veigar el Maestro del Mal? -Bonita ilusión. –_ Interrumpió Atipaq al notar que aquella gigantesca imagen no era más que una proyección del verdadero cuyo tamaño apenas superaba al de Lulú por unos centímetros. _-Ilusión… Ilusión…!!! Osas comparar mi perfecta magia con el truco barato de un aprendiz._ – Replica Veigar enojado. _-Ah…_ - Atipaq levanta un dedo para responder pero Urf se le adelanta. _-Así que fuiste tú el que convirtió el agua en limonada y sancocho las cebadas. -¿Qué? _– Pregunto Veigar de manera desconcertada. – _Yo soy el mago supremo. _– Agrega señalándose a sí mismo mientras golpea el suelo con su báculo. –_ Y exijo respeto, mi maldad no tiene límites así como mi poder y mis actos malvados. –_ El yordle estira su guantelete mientras invoca un orbe arcano. –_ Contemplen mi gran poder. _– Dice mientras lanza el proyectil hacia Atipaq y Urf. El manatí retrocede mientras Atipaq se queda en su sitio observando al orbe arcano descender hacia él y a su vez hacerse más pequeño y menos poderoso. Atipaq levanta una pierna y deja que lo que queda del orbe caiga donde estaba su pierna dejando un pequeño rastro sobre el terreno. _-Ah… ya veo. –_ Pronuncia Atipaq mientras baja su pie y mantiene su mirada en Veigar. _-¿Quiénes son ustedes?_ – Pregunta el yordle mientras Urf vuelve a su sitio. _-Yo soy Atipaq. _– Le dice mientras Urf toma su lugar. _-Yo soy Urf el gran manatí. -Tú eres el gran manatí, así que al fin has venido a intentar detener mi reino del terror. -Así es. –_ Contesta Urf lleno de confianza hasta que las risitas de Lulú llaman la atención de todos. _-Oye tu ¿Qué estás haciendo? _– Le dice Veigar a Lulú al ver que a rayado con colores una de las paredes de su torre. _-Estoy decorando este lindo castillo. –_ Dice Lulú mientras corre dejando tras de sí una línea rosa. -E_ste lugar es mío y no vas a cambiar su apariencia._ Veigar agita su báculo en dirección de la pared lanzando un rayo que disuelve los colores que Lulú va dejando atrás, más la pequeña yordle se ríe y continúa con sus actos de magia. _-Este lugar quedara hermoso._ – Dice Lulú mientras agita su barrita convirtiendo viejas tablas en flores de diversos colores. _-Basta. _– Ruge Veigar mientras quema las flores para devolverlas a su antigua apariencia. _-Adoribus. _– Pronuncia Lulú y convierte un pozo en una hermosa pileta. _-Te dije que te detuvieras. _– Veigar lanza un rayo arcano que despedaza la pileta mientras Lulú se moviliza hacia las escaleras. _-Preciosus._ – Lulú convierte el marco de la puerta en un arco iris de cristal. _-Insolente._ – Para que segundos después Veigar con sus poderes arcanos los vuelva a su forma original. -_Chuchun. -Voy a convertirte en polvo_. Los minutos pasan mientras Veigar y Lulú compiten por cambiarle el aspecto de la torre, Lulú intenta que la torre se convierta en un castillo de dulces y colores mientras Veigar usa sus hechizos para volverlo más tétrico y siniestro entre tanto Atipaq y Urf observan en silencio el espectáculo. _-Ya es suficiente. _– Veigar usa su magia arcana para levantar pilares purpuras con formas de garras las cuales forman un circulo de muros fantasmagóricos violetas que rodean a Lulú; la Yordle choca con uno de los muros quedando paralizada al entrar en contacto. _-Jajajaja no me puedo mover. _– Se ríe ella mientras Veigar aprovecha la oportunidad para deshacer los hechizos de Lulú mientras invoca sus poderes. El cielo ruge y emite rayos violetas que golpean la punta de los pilares mientras Atipaq continua observando todo. _-Oye tu ¿Qué le hiciste a Lulú? – _Le reclama Urf a Veigar quien voltea hacia este. _-Silencio…_ - Veigar agita su báculo y un rayo se eleva por encima de las cabezas de Atipaq y Urf haciendo que el cumulo de nubes grises descienda. _– Dejare caer sobre sus cabezas la ira de la tormenta que he creado._ – Repite Veigar mientras gruesas gotas de lluvias caen sobre Atipaq y Urf. _-O que bien, ya necesitaba darme un baño. –_ Dice Urf burlándose mientras finge bañarse hasta que un rayo lo impacta. Más rayos se precipitan cayendo alrededor de Urf y Atipaq quien continúa observando a Veigar sin hacer un movimiento. _-Al fin puedo moverme. _– Dice Lulú mientras el muro mágico de Veigar se desvanece, la yordle agita su barita lanzando sobre Veigar un rayo mágico de energía; Pix la imita y también lanza un rayo de energía mágica, pero ambos rayos rebotan y terminan golpeando a Urf. Veigar lanza un orbe arcano el cual esquiva Lulú montando en su varita, el orbe se dirige hacia Urf, pero este pasa por encima del manati después de que Lulú lo conviertiera en un ratón. _-Wuuuuuu. – _Grita Lulú mientras vuela, entre tanto Urf recupera el conocimiento. _-Baja y pelea cobarde._ – Le dice Veigar. –_ Te convertiré en gallina._ – Veigar lanza un hechizo el cual persigue a Lulú hasta que este se estrella con Urf convirtiéndolo en gallina. _-Hay mi cabeza, he que me paso primero era un ratón ahora soy una gallina. _– Dice Urf. – _Que sigue después un dragón. -Buena idea. _– Le dice Lulú convirtiendo a Urf en un gigantesco dragón. _-Jojojojo. – _Se ríe Urf mientras escupe un poco de fuego. –_ Ahora si veras pequeño malvado. _– Le dice a Veigar mientras se le acerca. _-Insensato. –_ Le responde Veigar mientras convierte a Urf en una lagartija. _-Transformogurate. –_ Para que Lulú lo convierta en un León. _-No me vas a ganar soy mejor mago que tú._ – Le dice Veigar a Lulú mientras convierte a Urf en una liebre. _-Jajajajaja_ Lulú vuelve a usar sus poderes convirtiendo a Urf en un lobo, para que después Veigar lo convierta en otra criatura más pequeña, Una gárgola, un lombriz, un águila, un canario, un oso, un mapache apestoso, un tiburón, un pez, un pato, un murciélago, una jirafa, un gorila ambos magos continúan usando sus poderes convirtiendo a Urf en diferentes criaturas hasta que ambos usan sus poderes en Urf al mismo tiempo. _-Ugh._ – Atipaq hace una mueca de asco al ver en que ha quedado convertido Urf quien tiene el cuerpo de una ardilla, las patas de una nutria, la cola de un castor, la cabeza de un conejo con el pico de tucán como boca y una lengua de serpiente saliendo de él. _-Tú también transfórmate. –_ Le dice Lulú a Veigar lanzando su rayo contra Veigar, pero este usa sus poderes arcanos para devolvérsela y convertir a la pequeña Yordle en un perezoso. –_ Jajajaja se ríe Lulú mientras se mueve lentamente hasta que es cargada por Atipaq. -Por lo menos quedaste mejor que Urf. -¿Qué cosa? _– Reclama Urf cuando de pronto se escucha un par de ladridos. El manatí convertido en un extraño ornitorrinco voltea y observa a un par de perros de caza entrando y lanzándose contra él; Urf corre hasta saltar hacia Atipaq y treparse en él, los perros se apresuran hasta que se detienen al ver a Atipaq a los ojos. El ajkllasga les dirige una mirada asesina imitando a Newen haciendo que los canes retrocedan atemorizados. De pronto se escuchan ruidos provenientes del exterior llamando la atención de todos, Atipaq voltea y observa a los mercenarios noxianos ingresar y tomar la torre, los hombres se concentran en el patio apachurrando a Atipaq quien sujeta con fuerza a Lulú mientras Urf es mandado a volar a un rincón. _-Hey y a ustedes ¿Quién los invito?_ – Protesta el Ajkllasga. _-Cállate. –_ Hasta que uno de los mercenarios le coloca una espada en el cuello. _-Bueno no importa. -Ohm oh_. – Urf ve a los perros de los mercenarios y comienza a ser perseguido por estos, el manatí corre hasta un rincón donde toma su pescado. – _Atrás._ – Les dice mientras estos le rodean. – _Tengo un pescado y no tengo miedo en usarlo. _– Hasta que uno de los canes le quita su pescado. – _Hey eso es mío_. – El perro samaquea el pescado de Urf mientras el otro le persigue. De pronto una ráfaga de fuego entra por la entrada de la torre y rodea a los hombres hasta detenerse frente a estos mientras la figura del hechicero Patamarilla se asoma. _-Al fin nos vemos. _– Dice el hechicero. _-¿Quién eres tú? Y como te atreves entrar a mis dominios sin tocar la puerta. _– Pronuncia Veigar de manera arrogante. -_Yo he venido a recuperar la torre de mi primo y a restaurar sus dominios. -Restaurar… ja no me hagas reír nadie pondrá fin a mi reinado del terror. -Llamas reinado del terror a aumentar las ratas del campo y atrasar una semana las lluvias. -Insolente… te convertiré en polvo como lo hice con tu primo._ Veigar usa sus poderes y vuelve a invocar su muro de energía arcana que rodea a todos los hombres con excepción del hechicero. _-¿Crees que eso me va a intimidar? – _Pronuncia el hechicero mientras de sus manos brotan espirales de fuego. Entre tanto Urf continúa corriendo mientras es perseguido por todos los perros de los mercenarios hasta que se estrella contra el muro de Veigar quedando paralizado. _– Maldición. –_ Pronuncia el manatí mientras observa a los perros acercársele con sus colmillos listos para despedazarlos. Hasta que un rayo les cae y convierte a los perros en ratones y a Urf en un gran gato. – _He soy un gato._ – Urf voltea y observa a Lulú quien convertida en perezoso ha usado su vara para convertirlos. – _Ahora si les voy a enseñar. _– Pronuncia Urf mientras corretea a los ratones. Las espirales de fuego viajan hasta impactar a Veigar mas el Yordle emerge de ellas ileso gracias a su escudo de energía, el Yordle da unos saltos para subir las escaleras y ubicarse en un lugar donde todos puedan verlo. _-A eso le llamas un ataque._ – Dice Veigar mientras una sombra aparece en el terreno bajo el hechicero. –_ Te voy a enseñar lo que es un ataque y a no burlarte de mí…!!! – Veigar apunta con su báculo hacia el hechicero y entonces una masa de materia oscura cae como un cometa._ La explosión desintegra al hechicero quedando sobre el terreno las botas mágicas de este mientras el resto de hombres observa impresionados con la excepción de Atipaq. El muro de Veigar se desvanece y el pequeño mago se toma su tiempo para hablar. _-Alguien más… nadie más quiere enfrentar mi ira… entonces lárguense. – _Veigar lanza una bola de magia arcana mientras los mercenarios huyen por la entrada al ver que su líder ha sido derrotado con un solo ataque. La estampida manda a volar a Urf quien queda tirado entre las botas del hechicero y la torre. –_ Jajajajaja._ – Ríe Veigar por su victoria hasta que se da cuenta de que Atipaq lo está observando. –_ Tu._ – Le dice señalándolo. – _Acaso vas a enfrentarme como ese iluso._ Atipaq permanece en silencio hasta que al fin decide dar un paso y caminar hacia Veigar con Lulú y Pix aferrados a su hombro, el brillo carmesí de los ojos del Ajkllasga se intensifica mientras su rostro dibuja una expresión seria. Veigar por su parte siente la mirada de Atipaq y el intento de este por intimidarlo, más el pequeño amo del mal no se deja impresionar por la magia que comienza a arremolinarse en el guerrero mágico y se prepara para la batalla mientras Atipaq se detiene frente a las botas mágicas del hechicero Patamarilla. La mirada de Atipaq desciende hasta posarse en las botas del hechicero, las ve son de cuero y llevan una corea a la altura del tobillo para ajustarla mejor, se inclina y toma una de ellas para analizarla, nota que no han sufrido daño pese al ataque que recibió su portador y además observa el leve brillo mágico que emana de ellas, no identifica su procedencia pero se nota que quien lo hizo supo inyectar propiedades mágicas en esta. Un escudo de viento invisible rodea al ajkllasga en el momento en que siente a Veigar moverse, Atipaq levanta su mirada y observa al yordle quien le habla. _– Vas a inclinarte ante mí._ – Dice Veigar haciendo que Atipaq se levante. _-Así es._ – Responde Atipaq con un extraño tono de voz. – _Oh gran hechicero. -Mago. _– Le corrige el. _-O si gran mago Verga... -Veigar. -A si eso. _– Contesta aguantándose la risa. _– Has demostrado ser el más poderoso de todos y este insignificante humano te pide humildemente poder marcharse llevándose…. -Estas pidiendo clemencia. _– Interrumpe Veigar. _-O... no… solo es un pedido insignificante, a cambio viajare por todo el mundo pregonando tu reino del terror… -¡Basta! – _Interrumpe Veigar. –_ Lárgate y no vuelvas a mi castillo._ Atipaq toma las botas y a Urf convertido en gato y se marcha sonriente y después de hacer una parodia de reverencia. _-Volveremos a jugar otra vez. –_ Dice Lulú a la salida. **Minutos Después** _-No entiendo ¿Por qué no hiciste nada? ¿Creí que eras más fuerte que él? – _Le cuestiona Urf a Atipaq después de volver a su forma original. _-Un hombre debe saber elegir a sus oponentes además el enano no me parecía alguien malvado. _– Le responde el Ajkllasga. -_Ya veo te has acobardado. _– Contesta Urf ignorando todo lo que Atipaq le ha dicho. _-Ahh es imposible contigo. Lulú ¿Te divertiste? -Sí y mucho debo volver otro día. _– Le contesta la pequeña yordle a Atipaq. _-De ninguna manera._ – Le dice Urf. –_ No debes mezclarte con esa clase de magos. -Oye ese no es tu problema. -Si es mi problema._ Atipaq y Urf discuten hasta que Lulú usa sus poderes y convierte a todos en tortugas. _– ¡Una carrera hasta el portal! – _Dice ella tomando la delantera seguida de Urf. _-A este paso demoraremos una vida entera._ – Pronuncia Atipaq para después detenerse y voltear hacia la torre y recordar a Veigar; nadie más se ha dado cuenta a excepción de él, de todo lo que hay en aquel yordle que oculta su rostro en las oscuridad, todos esos años de tormento, toda esa influencia oscura que lo había corrompido y que había desvanecido su naturaleza, Atipaq lo vio y sintió lastima por un momento para después enfurecerse pues al verlo reconoció su marca en él, la marca de…_ - Mordekaiser. –_ Pronuncia en silencio. _-Atipaq apresúrate te dejamos atrás. _– Pronuncia Urf devolviéndole a la realidad. **En La Torre** Veigar observa a los perros convertidos en ratas corretear por el patio, por un instante la imagen de Lulú le hace sentir que hay algo faltante en él, que hay algo que debe de recordar y sin darse cuenta lo dice en silencio. –_ Bandle. _ **Tiempo Después** **Bandle City** _-Al fin llegamos_. – Pronuncia Urf después de una de la larga travesía, de haberse perdido una docena de veces en los bosques siguiendo a Lulú y distrayéndose con las peculiaridades que habitan en sus bosques encantados, asi como cruzar un par de portales a lo desconocido y de andar un dia entero mirando el suelo buscando el Duuda de Lulu. –_ Bien hay que continuar con el… He ¿Qué paso con el festival? _– Le pregunta a uno de los Yordles. _-Ya termino Gran Manatí. _– Le responde mientras recoge lo que quedo de él. _-¿Y Ziggs? –_ Pregunta Atipaq. -_Ya se fue. -Ves es tu culpa. -¿Cómo que mi culpa? -Tú fuiste de la idea de ir a la torre. -Hay por favor tu sugeriste seguir a Lulú…_ Y la discusión se extendió por un buen tiempo mientras la triada de Ajkllasga se acerca cada vez más a Atipaq. **Continuara…** Y este capítulo llego gracias a funerarias Yorick y a mercados Ivern. Próximamente una nueva batalla mágica mientras conoceremos a un peculiar hechicero Yordle en el tercer round de esta gran rivalidad. **Atipaq vs Newen (Parte III)** Y Nos Vamos Con El Tema De Lulu https://www.youtube.com/watch?v=D2J9A_qI1Tc **Y Nos Vemos En El Bosque Antiguo (Mientras Nos Preparamos Para La Llegada De Nuevas Guardianas Estelares)**
Compartir
Denunciar como:
Ofensivo Spam Acoso Foro incorrecto
cancelar