Hydall en Nigromante parte II

Hydall el Nigromante Parte I
Te contare una historia que pocos conocen, una historia que solo los que han ido y sobrevivido a la Isla de las Sombras te contara. Contado entre susurros por los espectros que la habitan. Esta historia empieza en una celda, con un hombre y anillo.
Recapitulkando a la historia anterior (linik si quieren leer la historia), Hydall se encuentra muerto por Thresh dentro de una celda. Antes de que termine de amanecer, déjenme contarles un poco sobre la historia de Hydall Nacido en Piltover de una familia rica y adinerada, Hydall siempre tuvo todo lo que quiso, pero su mas grande fascine eran los lobos, tenía una gran atracción hacia ellos, y ellos hacia el. Tanto los llego a amar que tuvo 4, 4 lobos que enseñó, educo y alimentó con cariño. Como todos sabemos el tiempo pasa, Hydall creció y se mudo a las Islas bendecidas; con sus 4 fieles amigos; donde a pesar de no contar con tecnología hextech, eran muy buenos conocedores de la magia, sus beneficios y maleficios. Lo cual había atraído a Hydall desde pequeño gracias a las incontables historias que sus padres le contaban sobre el lugar. Se dirigió primero hacia Aguasturbias para conocer, ya que nunca lo había visto y era el punto mas cercano para llegar a las Islas Bendecidas. Para el camino pidió solo dinero y comida y partió acompañado de sus 4 fieles amigos. Caminando por Runaterra Hydall comenzó a imaginar como sería Agusturbias, "Un Zaun tal vez"- se dijo así mismo, mientras caminaba por las grandes montañas y bosques. Una vez llegado parecía tener un aspecto lúgubre y pobre tal y como Zaun, donde la gente junto al muelle tenia sus puestos. Por un lado la gente gritaba o vendía, por otro se veía salir a gente cargada entre hombro de las cantinas, Hydall por fin supo que ya no estaba en Piltover y su camino ya no tenía retorno. Un aire de felicidad lo lleno, Investigó y pidió un viaje lo mas pronto posible. Entro a un hostal y durmió. El día siguiente fue muy repentino y rápido. Hydall se despertó justo a tiempo para abordar el barco a las Islas Bendecidas "un paso mas para el conocimiento del mundo y la posible inmortalidad del ser"- se decía animosamente. Realmente sabía, gracias a sus padres, que la magia que emanaba el lugar era mas importante que un hechicero que conocía. Una vez llegado a las Islas Bendecidas, Hydall intentó hablar con un superior para poder estudiar las artes mágicas, a lo cual solo le respondían con un "solo los de aquí podemos entender y controlar la magia que se encuentra aquí!". Eso no impidió que Hydall día y noche se la pasara trabajando con los demás, sin ningún fruto de pago. Por 100 días y 100 noches estuvo trabajando sin parar, hasta que una noche le dieron la bienvenida. "empezaras como todos, desde abajo, aun así creemos que no estas aquí para hacer algún daño". Poco a poco Hydall se do cuenta que la gente que vivía dentro de la Isla tenía un control innato de la magia y él, no sabía hacer nada. Intento tras intento, tras intento, nunca pudo utilizar magia, por lo que los superiores lo mandaron a la biblioteca a reescribir los libros y aunque fuese, entender la magia de otra forma. Esto hizo que sus traslados cambiaran y por fin conociera Thresh, un hombre alto y delgado, con una sonrisa al saludar y muy cálido. Rápidamente Hydall sintió una conexión con Thresh, una conexión que no había encontrado con nadie mas. Thresh no podía hacer magia tampoco por si solo, pero era muy inteligente y había encontrado "técnicas distintas para poder lograrlo" o eso era lo que decía. Todos los días Thresh salía a la misma hora que Hydall de la biblioteca, se ponían a hablar y caminaban por toda la Isla hasta el anochecer. Todo parecía ser perfecto, Hydall no se sentía solo, tenía a alguien como el dentro de la Isla... Pronto todo eso cambió. Los superiores llamaron a Thresh y le pidieron que tuviera excelente cautela y cuidado con los objetos malditos guardados en el subterráneo de la biblioteca. Después del cambio, conforme pasaban los días, Hydall vio que poco a poco Thresh cambiaba su forma de ser, se hacía una persona mas fría, ya no salía tanto de la mazmorra y si lo hacía, le pedía a Hydall que no lo acompañara.
Compartir

Al parecer nadie se ha unido a la discusión todavía; ¡sé el primero en comentar!

Denunciar como:
Ofensivo Spam Acoso Foro incorrecto
cancelar