Relato del Freljord: LA LEYENDA DEL REY LOBO/ Parte XVIII

El árbol que se cernía sobre ella crujió. Acto seguido se mecio, contorsionadose y tambaleándose, el joven lobo apretó los dientes y con un rugido feroz atraco el árbol con las manos como si arrancará el cuello de una bestia. Eyra se quedó mirando el árbol, luego el hacha. Más allá, como a unos metros de distancia el joven lobo exhalaba e inhalaba con cansancio ante los pies de un árbol derribado. --- Creo que ya no necesitaremos el hacha.--- Murmuró Eyra por lo bajo mientras miraba boquiabierta el roble derribado y luego su hacha de hielo. --- Bueno.--- Empezó Eyra y el joven la miro con cierto desatino.--- Date un descanso, Vulvain. El joven lobo la miro con desconcierto, luego con cierto aire duditativo y al final, solo se rasco la cabeza ante el desconcierto. ¿Como lo había llamado? --- ¿Que significa? ¿Vul....Vulvain? Eyra la miro con cierto aire de extrañeza. --- Es tu nombre. ¿No pensarás que iba a llamar joven lobo todo el tiempo? ¿O si? El joven lobo solo se quedó mirándola por largo rato, después se volvió a rascar la cabeza y miro al cielo y luego a un costado asintiendo. Como si algo o alguien le estuviera hablando. Eyra lo siguió mirando desconcertada sin dicernir lo que aquel joven hacia, aquellos movimientos eran extraños, el joven salvaje se movío como si estuviera conversando con alguien invisible, luego, en un momento de reflexión se detuvo y volvió a preguntar: ---¿Que sign...nifica, Vulvain? --- Garra Implacable, pero en el idioma... El joven alzó la mano. Luego como en el principio volvió a a mirar a la nada, como si estuviera conversando con un ente invisible, acto seguido se hecho a reír de manera repentina y una sonrisa llena de picardía se formó en su rostro siempre serio. Luego asintió como si le hubiera agradado el hecho de que le llamarán Vulvain. --- ¡Está de acuerdo¡ Eyra alzó una ceja tremendamente extrañada. --- ¿Quién está de acuerdo?--- Inquirió Eyra con cierto aire de extrañeza. ---El vie...viento está de acuerdo. ---¿El viento? El joven, quien de ahora en adelante sería llamado Vulvain asintió. Tenía en el rostro una expresión de absoluta felicidad como si tener la aprobación del viento fuese lo.mas cercano a tener una recompensa de proporciones colosales, luego en un acto de generosidad se abalanzó sobre Eyra y la abrazó con fuerza. La curandera con evidentes muestras de extrañeza se quedó entre sorprendida y desconcertada. El abrazo había sido tan sorpresivo y tan inesperado que Eyra termino tendida en el suelo junto a aquel joven a quien había llamado Vulvain. Luego, dejando de lado aquel acto tremendamente extraño, Eyra compenso a Vulvain con un cordial abrazo de respuesta y una sonrisa de alegría en el rostro. --- Me alegra que te agrade, Vulvain. Quizá fuera la extraña forma de actuar de Vulvain lo que por un momento contuvo a Eyra de abrazarlo, pero luego la mujer se dio cuenta que los sentimientos de aquel joven eran sinceros. Talvez Vulvain fuera un joven salvaje que había vivido en los tempanos de hielo y los bosques salvajes del Freljord, pero en el interior había un niño de solo 14 años de edad, un niño lleno de vida, afecto y emociones. --- Bien... Vulvain, tenemos que terminar de cortar otros dos árboles. ¿Podrías ayudarme con eso? Vulvain asintió. Y mientras aquellos árboles eran derribados y Eyra los miraba con una expresión de asombro, se percató que algo muy humano había surgido de aquel joven. "Usualmente el no es muy...." Eyra no supo que pensar con exactitud, pero, sin embargo, lo dejo pasar. Como una extraña, pero inolvidable experiencia. Y mientras el día o las horas transcurrían, y dos árboles se mecían y derrivaban, Eyra se dio cuenta que aquel joven estaba destinado a un camino muy diferente al de las leyendas del Freljord. Quizá fuera por una sensación que sobreviene con la superstición pagana de una época anterior a las tres legendarias hermanas y más anterior a los tres Dioses Hermanos del Freljord, pero en ese momento, la curandera creyó ver a un Dios Lobo encerrado y dormido en el espíritu de aquel muchacho. Un ser más feroz que el dios de las tribus Ursinas y sin embargo, avejentado de un modo que le fue difícil discernir. ------------------------------ Habían regresado cansados, agitados y sudando. Vulvain quien dotado de una fuerza sobrenatural tenía en el hombro tres arboles gigantes. Eyra le había insistido en su regreso si podía ayudarlo, pero el joven le había pedido que no le ayudará. "Yo puedo hacerlo s....solo." Fue lo unico que el joven le dijo. Cuando Vulvain le dijo aquello, Eyra no tuvo más opción que verlo caminar mientras Vulvain con los dientes apretados cargaba y arrastraba aquellos árboles hacia su destinó. Cuando Vulvain llegó a la yurta soltó los tres árboles y los aventó al suelo con un rugido se furia y cansancio. Acto seguido, se tendió en la nieve y empezó a descansar inhalando y exhalando agitadamente. Eyra solo se limitó a sonreír y con un silbido llamo a su hija. Al cabo de unas minutoss Hellie se hizo presente, aunque con una expresión de enojó cuando vio al joven salvaje. Así que aprovechando que Vulvain estaba dormido en la nieve fría se acercó a su madre y empezó a acusarla de tolerancia excesiva. --- ¿No comprendo como puedes sonreír? Esa cosa.... Trato de matarme. Eyra no respondió, se limitó a mirarla con desconcierto y la escucho en silencio. --- Todos los días estás con ese animal, como si fue..... ---Suficiente.... Mira Hellie, se que no te agrada el hecho de tenerlo como hermano, y mucho peor que lo tenga como huésped, pero, ¿recuerda el lema de nuestro hogar? Hellie se quedó mirando a su madre por largo rato. Luego negó con la cabeza. --- No recuerdo ese lema, ¿pero? ¿que tiene que ver con lo ocurrido? En ese momento Eyra miro a su hija con severidad. --- Tiene mucho que ver, Hellie. Mucho. Se supone que somos curanderos, nuestro deber aparte de curar las dolencias es acoger, dar y que se nos de en el futuro. Tenemos que mostrar el ejemplo; por eso el lema de nuestro clan: ojos y manos cuando nos los hay. Tu hija, tienes que ser el apoyo y el soporte de otros, tenemos que ser las manos y los ojos cuando a otros les fallen, tenemos que mostrar el ejemplo, si no mediante la violencia, si mediante la palabra. Allanar el camino de la paz.---Eyra le puso las manos en el hombros de su hija arrodillándose para ponerse a la altura de su única hija. ---- Se que no te llevas bien con Vulvain desde hace buen tiempo, pero almenos inténtalo. Hellie la miró sorprendida y luego hablo interrumpiendo a su madre. ---¿Vulvain? Eso significa, lobo indomable o Garra.... Implacable. Eyra asintió con una sonrisa dejando de lado su severidad. --- Bueno, se me ocurrió cuando lo vi derribar un árbol con los brazos. ¿Te lo imaginas? Hellie abrió los ojos sorprendida. --- ¿Osea él? Su madre asíntio --- Si, lo curioso es que.... Cuando derribo los árboles sus ojos se tornaron rojos, tal parece que cuando saca esa fuerza descomunal sus ojos cambian de color. Hellie medito un rato, luego se puso a pensar en los ojos rojos de Vulvain, pero no consiguió imaginarselo, luego recordó algo interesante en una de las historias que había escuchado de la anciana Gnauril, eso hace 2 años. --- ¿Que curioso? Me acuerdo que Gnauril nos contó una historia de un guerrero que se hacía llamar a si mismo el Berkut, aquel que recorre los caminos. Eyra se levantó mirándola con extrañeza ---¿Y tu cuando fuiste a visitar a la anciana Gnauril? --- ¿Vas a juzgarme o vas a escuchar la historia? Eyra alzó el ceño haciendo una mueca de indecisión. acto seguido hecho un suspiro. ---Bueno, cuéntame. O mejor resumemelo. Hellie le hizo una mueca de cierto reproche. --No me lo estás poniendo fácil, ¿eh? Bueno la historia se cimienta en una época anterior a las tres hermanas. Gnauril decía que el Rey lobo o señor del Invierno y la Ruina tenía el dominio de toda bestia y criatura en el Freljord. La matriarca comento que aquel hombre había llegado de una tierra devastada por unas guerras, ella las llamo las Guerras de Ur. Hablaba sobre tres reyes guerreros. El primero era dorado como el sol, radiante como las estrellas. El segundo, oscuro como la oscuridad que sostenía a las estrellas, y el tercero era aquel que recorría los caminos, pues era la furia y la ira encarnada, el poder de un dios de eras pasadas, la fuerza y el dominio de un poder anterior a los tres Dioses Hermanos: Ornn, Volibear y Anivia. Sus ojos eran rojos como la sangre que derramaba, su mirada gélida, y su rugido era la furia de una manada. Su ira doblegaba ejércitos, su fuerza doblegaba dioses. Se decía que aquel Berkut era el padre de todas las cosas, por qué bestias y criaturas lo seguían. Un día un Dios oso llegó, venido del reyno espiritual, dominar a las bestias también quería, pero el Rey Lobo no se lo permitió. Lucharon días y noches, truenos y relámpagos rugieron, pero al final el rey lobo prevaleció. Sin embargo, antes de que el rey salvaje pudiera matar a este dios, una Reyna lo rescató. La Reyna era la poderosa Serylda, la Reyna se enfrentó al Rey, pero ni ella prevaleció. Hellie arrugó la nariz. --- ¿No recuerdo bien lo demás? Es extraño, por qué al final de la historia el Rey lobo resultó ser el bueno al parecer, y en la perspectiva del Rey lobo Serylda y sus dos hermanas eran las malas y deshonrrosas. Más aún por haber defendido a ese dios oso cuyo nombre es.... Eyra levantó la mano. ---Con que lo menciones una ves es suficiente, atraeras a los malos espiritus. Se y conosco muy bien el nombre del dios oso al cual te refieres. Aunque asumo o dedusco, que con la muerte del Rey lobo el dominio animal paso a manos del dios de la tribu ursina. Uhm.... que extraño, eso explica muchas cosas. ---Pero Gnauril me dijo que el Rey lobo retornaría cuando los lobos gigantes traídos de Ur retornen a la tribu. Un niño apareceria, nacido de una loba y que portaria la fuerza..... De pronto Hellie se quedó callada percatándose de algo muy inusual. Los ojos rojos, la fuerza descomunal, los lobos gigantes de 3 y 4 metros de altura que habían llegado tan recientemente a la tribu. ---Esas son... Eyra asintió. --- Si,---afirmo Eyra como si estuviera intuyendo lo que su hija estaba pensando---, esas son las mismas características que tiene este muchacho,--- señaló con el mentón a Vulvain. ---¿Insinúas que tenemos a un Dios en nuestra yurta?---Inquirió Hellie con una sonrisa un tanto irónica. Eyra alzó un ceño un tanto intrigada. --- No lo sé. Pero en cierto modo pienso que muchos cosas son posibles en estos tiempos, creo que las cosas han cambiado en la tribu con su llegada, mas que todo con el carácter de la matriarca.--- Luego miro al joven salvaje con mas atención.--- Por cierto, hay algo que quiero confesarte hija, pero que quede entre nosotras. Hellie se acerco mas a su madre. --- Pero antes de que te lo cuente, ayúdame a levantarlo de la nieve, lo ultimo que quiero esque coja un horrendo resfriado.--- Agrego mirando al Vulvain con cierto aire de curiosidad. Hellie solo se limito a asentir y entre ambas cargaron el casi pesado cuerpo de Vulvain llevándolo a la yurta. Al ingresar, Eyra le pidió a su hija que encendiera fuego con la poca leña que quedaba, el resto que ya hacia en el exterior se encargaria ella de cortarlo al dia siguiente. Cuando Hellie termino todo lo indicado por su madre, se sento justo en una manta de elnuk y acto seguido le pido a su madre que le contara lo que estaba guardandose. --- Antes que te lo cuente. ¿Ya pusiste agua para calentar? Hellie asintio. --- ¿Organizaste las hierbas que te indique que organizaras? Hellie volvio a asentir. --- ¿Y por ultimo, ya cortaste la carne como te indique que cortaras? --- Si mamá, si que lo hice. ¿Ahora cuéntame que fue lo que paso? Eyra aguardo un momento, acto seguido echo un resoplido cansada. --- Bueno, antes de que le diera el nombre de Vulvain o mejor dicho, cuando se lo di; el muchacho empezo.... a hablar solo, parecía que estuviera hablando con alguien que no podía ver y el viento silbaba de una forma extraña. ¿Ahora que lo pienso? Creo que estaba conversando con el viento. Como si el viento del invierno estuviera atado a el de un modo extraño, se que parece loco y fuera de la lógica lo que te estoy diciendo, pero..... No se que explicacion darle a eso. Hellie se quedo un tanto sorprendida. "El viento". Penso la hija de Eyra."Claro, fue así como derroto al dios de los sacerdotes Ursinos" --- Ahora que lo recuerdo, la matriarca Gnauril nos comento que el rey lobo tenia la capacidad de crear ondas etereas mediante el viento, que este viento le obedecía como un ser vivo, como si el viento.... tuviera vida o conciencia propia. Por eso le llaman el Señor del invierno y la ruina. El rey lobo efectuaba sus ataquea con una espada especial llamada Hjalnar, cuyo poder residía de loas estrellas, pues Hjalnar era la creacion de una estrella muerta y renacida al mismo tiempo. Eso explica por que la Reyna Serylda no pudo vencerlo en combate cuerpo a cuerpo. Eso explica por que el viento silba de manera extraña cuando..... ---- El esta presente. Eso explica el porque el ambiente cambio cuando se enfurruño conmigo. Hellie frunció el ceño sin entender. ---No entiendo, ¿que paso madre? --- Nada importante hija. Aunque Eyra no lo confeso, recordó muy bien como aquel joven lobo la habia estampado en el arbol, recordo el viento rugir con furia, mientras la furia de aquel muchacho se incrementaba, recordó la ráfaga de viento que la derribo antes de que aquel chico la arrastrara hasta estamparla contra un árbol y tomarla del cuello miéntras sus ojos se tornaban rojos --- No se hija, tal vez estoy empezando a delirar. Pero creo, Hellie, que este muchacho, es la encarnación de ese Rey Lobo que tanto pregonan en esta tribu. Creo que a regresado en este tiempo. Yo también escuche un relato sobre él, pero siempre pensé que eran divagaciones pueblerinas de esta tribu, pero creo que ahora empiezo a entender por que las costumbres de esta tribu son tan diferentes a las costumbres de las demás tribus plegadas en el Freljord. Eyra se quedo callada y también su hija. ambas se quedaron calladas, y mientras el viento y la noche cubrían la yurta, una extraña sensación gélida recorrió la espina dorsal de ambas mujeres, como si ambas hubieran quedado ligadas un destino que ninguna de las dos podía entender o sospechar.
Compartir
Denunciar como:
Ofensivo Spam Acoso Foro incorrecto
cancelar