Mas Alla De Las Sombras 3 Capitulo 22: Hurto en Demacia Y Noxus

[(http://www.planetagaming.com/wp-content/uploads/2017/12/AR-URF-Planeta-Gaming-1024x576.jpg)] http://www.planetagaming.com/wp-content/uploads/2017/12/AR-URF-Planeta-Gaming-1024x576.jpg Y aquí estamos de vuelta para narrar uno de los hechos más infames que ha ocurrido en Runaterra a mano de los Forajidos De Bandle y su loca obsesión con la Excelencia Culinaria, ni Twisted Fate y Graves cometieron robos tan atroces como lo que estos han cometido y ahora continuemos con el saqueo pero antes el link del capítulo anterior: https://boards.lan.leagueoflegends.com/es/c/creaciones-de-la-comunidad/aEAzEvkI-mas-alla-de-las-sombras-3-capitulo-21-yuumi-y-el-resurgir-de-shurima **Capítulo 22** **Hurto en Demacia Y Noxus Los Forajidos De Bandle Contratacan (Explorando Con Teemo Parte IV)** _“Y dicen que el crimen no paga”_ **Urf** _“A Atipaq le gusta la Mariscala Tianna”_ **Yuumi** _“Shhh silencio minina”_ **Atipaq** _“Es un poco mayor para ti no crees Atipaq”_ **Teemo** _“Para el amor no hay edad”_ **Urf** _“Basta”_ **Atipaq con la voz de Newen** **Demacia** _-Mi señor Hamburguer le sucede algo. –_ Pronuncia el mayordomo mientras Urf permanece en silencio sin hablarle hasta que reacciona. _-He… sí que sucede… ¿Ja…vier? -Samuel señor mayordomo de la guardia De La Corona, ahhh siempre olvida mi nombre. -Ah claro Samuel, disculpa que se te ofrece. -¿Qué le paso a su voz? -Oh ug ug ug, amanecí con un dolor de garganta. -Entiendo la Mariscal Tianna, la está esperando. -Ah sí vámonos. _– Pronuncia Urf haciéndole señas a Atipaq y a Teemo. _-¿Y ellos quiénes son? -A son mis nuevos hombres, este es mi nuevo guardaespaldas (señalando a Atipaq) y el mi mayordomo. -¿Qué paso con Ronald? -Ahh… le di el día libre, ahora hay que irnos_. El grupo sigue al hombre quien les guía hasta el jardín trasero de una mansión en donde sentada sobre una silla se encuentra Tianna De La Guardia De La Corona, quien se pone de pie mientras deja su copa de vino sobre la mesa. _-Mi señora_. – Pronuncia Urf haciendo una reverencia. _-Siéntese. –_ Le contesta ella con la típica altanería que le representa. – _Otra vez tarde Hamburguer y ¿Que le paso a su voz? -Oh… ug… ug… vera ese el motivo de mi tardanza e… amanecido un poco mal y me he… esforzado en venir a… la reunión._ Tianna Crownguard voltea su mirada hacia los acompañantes de Hamburguer y fija su mirada en ellos, en especial a Atipaq. – _¿Quiénes son ellos? ¿Dónde está su mayordomo? –_ Pregunta ella. _-Ah… Ro… Ronald se tomó el día… libre. –_ Contesta Urf tratando de mantener la calma y el engaño. _– El pequeño es mi nuevo ayudante y el otro mi nuevo guardaespaldas. -Solo a usted se le ocurriría mandar a su mayordomo de vacaciones en un día tan importante como hoy. _– Le recrimina Tianna asustando a Urf mientras Atipaq centra su mirada en la mujer al notar su actitud lo que Tianna responde observándolo fijamente. _-He… -_ Intenta hablar Urf pero Tianna lo detiene. _-¿Tiene todo listo? -Ah… -Los preparativos._ – Contesta la mujer mientras intercala su mirada entre Urf y Atipaq. - ¿_Está todo listo? -Por supuesto, todo está saliendo como se planeó. _– Pronuncia Urf intentando desviar la atención de la mujer. _-¿De dónde lo saco? -He… -Aquel hombre que me observa. _– Pregunta la Mariscala por Atipaq. _-Ah el, es un mercenario que ha estado al servicio de mi familia por un buen tiempo. -Nunca le he visto por aquí. -A no… él no es de aquí…_ - Contesta Urf mientras se fijan en las miradas que ambos se dan. – _Sabe si quiere puedo… conseguirle un encuentro a solas. -¿Qué? -Vamos no sería la primera cortesana en tener una aventura con él. -Callase_. – Le contesta la mujer algo ofendida mientras se levanta. –_ Hamburguer como siempre hablando de mas, agradezca que la corona confié en usted para la realización del torneo de caballeros o lo encerraría en una celda por insolente. -No ha respondido a mi pregunta. _– Le contesta Urf apoyándose en la silla. _-Esta reunión se acabó. –_ Menciona Tianna mientras se retira con sus hombres no sin antes darle una última mirada a Atipaq. _-Eso fue intenso. _– Pronuncia Atipaq mientras toma la copa de Tianna y bebe el resto de vino que hay en él. –_ Pensé que tendría que intervenir. _– Agrega mientras observa a la mujer alejándose. _-Fiu… si… Jejejeje le gustas._ – Le dice Urf mientras bebe el vino de su copa. –_ Pero no hay tiempo para tus aventuras amorosas hay que continuar con el plan. -Mi señor…_ - De pronto Teemo llama a los dos quienes se acercan al balcón a observar. _-Serán un problema._ – Contesta Urf mientras observa al verdadero Hamburguer y su mayordomo caminar por la calle. _-¿Qué hacemos? -No se preocupen, tengo un plan._ – Responde Urf mientras soba sus aletas y una sonrisa maquiavélica se dibuja en su rostro. – _Hay que deshacernos de ellos._ **Instantes Después** Un guardia patrulla en solitario hasta que una peculiar y diminuta figura montada en un libro que flota llama su atención, el guardia la sigue hasta un oscuro pasadizo donde cae inconsciente al pisar una zeta de Teemo. _-Tu turno. -Si ya voy. _– Pronuncia Atipaq disfrazándose con las ropas del guardia, el Ajkllasga camina hasta interceptar a Guloviquo Hamburguer. _– Señor Hamburguer._ – Pronuncia haciendo una reverencia. _– La Gran Mariscal Tianna me ha ordenado que lo guie al nuevo punto de encuentro. -¿Y qué paso con el anterior? -La Mariscala ha tenido que atender otros asuntos por lo que se me ha ordenado llevarlo hasta donde se encuentra ella actualmente._ Atipaq guía a Hamburguer hasta el mismo pasadizo donde emboscaron al guardia y los deja a merced de los hongos de Teemo. El grupo ata al guardia de la corono mientras meten a Hamburguer y su ayudante en un par de costales para partir hacia la mansión de este. -_Este es igual de pesado que tú. _– Protesta Atipaq mientras carga el costal de Hamburguer. _-Calla, no hables no ves que las capas azules nos pueden oír. _– Le contesta Urf haciendo referencia a los guardias de la corono mientras lleva en sus hombros el costal con el mayordomo dentro. Pronto el grupo llega a la mansión y entran sin que nadie se de cuenta, Urf deja el par de costales dentro de una habitación para luego llamar a una de las criadas._ – Reúne a todos. – _Dice tratando de imitar la voz de Hamburguer. Los empleados y miembros de la casa Hamburguer se reúnen en la sala en donde Urf les espera. El manatí saca una hoja con el dibujo de un gran árbol y señala hacia el mientras repite. –_ Quiero que todas las lechugas de temporada sean llevadas a este lugar._ _-Pero eso está a las afueras de la ciudad tomara mucho tiempo. _– Cuestiona uno de los presentes. _-¿Por qué creen que los llame a todos?, no hay tiempo que perder el torneo de caballeros está a punto de iniciar así que muévanse_. Los presentes obedecen y dejan lo que están haciendo para salir de la mansión dejando solos a Urf y compañía. _– He…-_ Hasta que el sonido tras la puerta de la habitación donde dejo a Hamburguer llama su atención, Urf ingresa y observar al hombre intentando liberarse de sus ataduras. –_ Miren parece un puerquito en medio de un bloque de hielo._ – Urf se acerca hasta este hasta que un movimiento de Hamburguer daña el Transmogrificador visual de Heimerdinger, revelando la verdadera apariencia del manatí sorprendiendo a Hamburguer. _– Oh rayos, capitán Teemo ponlo a dormir._ Teemo dispara un dardo dejando al hombre inconsciente. –_ Dormirá por tres horas. _– Pronuncia el yordle. _-Tenemos un problema. –_ Pronuncia Atipaq tras la ventana. –_ Es Tianna, esta frente a la puerta. -Genial y esta cosa que no funciona. _– Pronuncia Urf molesto. – _Ve Atipaq y distráela mientras nos hacemos cargo aquí. -¿Y cómo voy a hacer eso? -Piensa, usa tus encantos de Don Juan. -Ahhh…_ Atipaq sale de la mansión y cierra la puerta en el instante en que Tianna acompañada de dos soldados se paran al pie de la escalera, la Mariscala observa a Atipaq quien desciende hasta ponerse frente a ella. _-Es usted la Gran Mariscala, es un placer poder tomar su mano y saludarla mi Lady. _– Pronuncia Atipaq mientras toma la mano de la mujer y le acerca sus labios a su guante mientras se inclina como un caballero medieval. _-¿Dónde está Hamburguer? –_ Pregunta la mujer retirando su mano de este y manteniendo una actitud fría y algo molesta. _-El… está tomando un baño, pero yo estoy muy disponible para lo que desee. _– Contesta Atipaq sonriente, mas Tianna lo ignora y asciende por las escaleras hasta el portón principal dejando a Atipaq atrás. Uno de los soldados golpea la puerta esperando que algún criado habrá pero ninguno parece atender al llamado mientras Atipaq sube hasta alcanzarlos. – _No pierda su tiempo mi dama, los sirvientes han salido solo están el amo Hamburguer y el enano que de por si es medio sordo_. – Continúa Atipaq tratando de llamar la atención de la mujer quien lo observa de reojo. _-Ábrela… -He… -Te dicho que la abras_. – Repite Tianna. -_Lo siento preciosura pero no tengo la llave._ De pronto la Mariscala saca su espada y la coloca sobre el cuello de Atipaq. _– Vuelves a hablarme de esa manera y te arranco la lengua. -Está bien. _– Contesta Atipaq de forma nerviosa. -_Abran la puerta. _– Pronto los soldados comienza a golpear el portón hasta que su cerradura cede. El portón gira con tanta fuerza que choca contra la pared creando un estruendoso sonido que despierta al perro guardián que se apresura a la sala y comienza a ladrar. _-Entra. -No gracias, yo ya iba de salida. -¡Dije que entres! _– Repite Tianna mientras presiona el filo de su espada contra el cuello de Atipaq. _-Si tanto insiste. -¡Hamburguer…! –_ Grita la Mariscala. _-¿No desean que les sirva un café? Mientras esperan. -Cállate. -¡Hamburguer! –_ Llama nuevamente Tianna sin obtener una respuesta. _-Si quieren voy a buscarlo. _– Interrumpe Atipaq. _-Tú te quedas. -Al parecer voy a tener que hacerme cargo. _– Piensa Atipaq. -_¿Qué es este escándalo? –_ Se escucha proviniendo de la segunda planta mientras Urf aparece con la apariencia de Hamburguer, para la tranquilidad de Atipaq. –_ Mariscala ¿Qué está haciendo amenazando con su arma a mi empleado? _– Continúa el manati. _-Yo soy la que hace las preguntas. – _Le contesta la mujer con firmeza. – _¿Dónde ha estado después de la reunión? -Aquí. _– Le responde el manatí. _-¿Dónde están sus sirvientes? -Salieron._ – Ambos se observan por unos segundos mientras Atipaq voltea su mirada y ve a Teemo oculto tras unas cortinas apuntando a lo Demacianos. –_ Vaya al grano Mariscala que desea._ _-Uno de los guardias de la corona ha desaparecido y hay testigos que afirman que se le vio con usted antes de desaparecer. -Infamias, calumnias, Canalladas, osa venir a mi casa a deshonrarme con esas falsas acusaciones. –_ Responde Urf de manera seria. –_ Téngalo por seguro que me quejare ante su majestad por estos atropellos y acusaciones sin fundamentos._ La Mariscala frunce el ceño ante el desafío de Urf mientras Atipaq observa todo en silencio. –_ Agradezca de que sea un noble_. – Responde Tianna. – _O lo detendría ahora mismo, pero tenga por seguro Hamburguer que una vez que acabe el torneo usted y yo volveremos a vernos. -Claro que nos volveremos a ver y le aseguro que no será en las circunstancias que usted desea, ahora retírese de mi propiedad. _– Tianna se da media vuelta y se retira con sus hombres sin decir una sola palabra. _-Hasta la vista preciosa._ – Pronuncia Atipaq haciendo que la mujer voltee y lo observe de reojo antes de salir de la puerta. _-Vaya esta es la de tu tipo. _– Le dice Urf a Atipaq. –_ Malhumorada y mandona_. _-Lo peor es que ya se está dando cuenta de que algo no anda bien. -No importa el plan sigue su curso solo hay que tener un ojo puesto en la mujer, ahora hay que movernos, capitán Teemo ya sabes cuál es tu parte. -Si gran manatí. _– Responde el yordle saliendo de las cortinas. _-¿Y tú Yuumi? –Estoy lista. -Bien hora de moverse, vamos. -Espera un momento Urf. -¿Qué? -Arreglaste el Transmogrificador visual de Heimerdinger. -No estoy usando el de Teemo, vez. -No crees ¿Qué podrían descubrir a Teemo? -Por supuesto que no el Capitán Teemo es experto en infiltraciones. -Así es… _- Responde Teemo. _-Bien vamos Atipaq al Torneo de caballeros debemos despistar a la Mariscala mientras damos tiempo a Yuumi y a Teemo_. **Una Hora Después** La algarabía se siente en el ambiente mientras en la arena los caballeros luchan por el gran premio, un caballero de piel morena se alza victorioso de la última ronda y la multitud responde con una ovación de pie. -_Bravo, Bravo, Bravo… –_ Pronuncia Urf mientras aplaude, el manatí se encuentra junto con Atipaq en uno de los palcos destinados a los nobles y que los separa del resto de la población, el Ajkllasga por su parte se mantiene en silencio apoyado sobre un muro observando el espectáculo y a los miembros de las diferentes familias nobles que han venido al espectáculo. _-Urf…_ - Pronuncia Atipaq mientras le señala hacia el palco real donde el rey Jarvan III se encuentra acompañado de su hijo Jarvan IV, algunos guardias y la Mariscala Tianna quien acaba de ser llamada por un guardia exterior. La mujer voltea levemente hacia Atipaq y Hamburguer (Urf) para luego retirarse. –_ Al parecer se nos ha terminado el tiempo. _– Pronuncia el manatí al ver lo que está pasando. –_ Bueno vamos Atipaq es hora del espectáculo principal._ Urf y Atipaq también salen y se movilizan rápidamente, el dúo se divide en el camino para así despistar a cualquiera que pudiera estar siguiéndoles, para después reencontrarse en las puertas del palacio de Jarvan. _-Demasiado calmado. _– Pronuncia Atipaq al no ver mucha gente en las calles por el torneo. _-Vamos al parecer a un no se dan cuenta. –_ El dúo ingresa y cierran la puerta para después adentrarse en los interiores. _-¿Y los guardias? _– Pregunta Atipaq, hasta que abre una puerta lateral. – _Aquí están. -Bien dormidos como estaba planeado. –_ Resuena una voz detrás. _-¿Capitán Teemo has completado tu parte? – _Pregunta el manatí al yordle que se muestra detrás de ellos. _-Misión completada gran manatí, todos los guardias han sido puestos a dormir y las otras entradas están cubiertas con Zetas. _– Contesta el yordle con un saludo. _-Bien, bien, bien entonces vamos la Mariscala ya debe haber descubierto nuestro pequeño secreto._ El trio continúa internándose mientras asciende por las escaleras hasta las terrazas del palacio desde donde pueden ver la ciudad. –_ Es un bonito lugar, vamos el objetivo está cerca._ **Mientras** La Mariscala Tianna llega hasta la enfermería de uno de los cuarteles de la guardia real donde se encuentra el soldado desaparecido, la mujer interroga al hombre quien habla con dificultad por el veneno paralizante de la cerbatana de Teemo y entre las cosas que dice es que vio a Hamburguer antes de desvanecerse; Tianna pide información sobre Hamburguer y es informada de que abandono la arena del torneo y se le vio yendo hacia el palacio real, la Demaciana toma algunos de sus hombres y montados en algunos corceles se movilizan hacia el palacio real. **Palacio Real** _-No entiendo ¿Por qué hacemos todo esto por un bloque de petricita?_ – Cuestiona Atipaq mientras ve a Urf tomar una barra de hierro. _-No es cualquier bloque. _– Responde Urf. – _Es el bloque que usan los Demacianos para colocar sus estandartes. _– Menciona mientras retira un estandarte azul con el símbolo de Demacia en el. –_ Hacer esto es una afrenta. –_ Agrega mientras tira el estandarte y palanquea el bloque para moverlo de su ubicación. –_ Bien tenemos lo que vinimos a buscar, ahora es momento de dar la señal y emprender la huida. _– Continua Urf. _-Espera ¿Qué vas a hacer? _– Le pregunta Atipaq al verlo acercarse hasta el filo de la caída. _-Oh siempre quise hacer esto…_ - Contesta Urf mientras toma todo el aire que pueda. _-No va a hacer eso…_ -Dice Atipaq mientras observa al manatí contener el aire unos segundos hasta que los suelta emitiendo un poderoso grito que se escucha por todas partes. **_-¡DEMACIAAAAAAAAA...…!!!!!!!!!!!!!!_** Grita Urf para quedarse sin voz por un segundo. –_ Idiota que estás haciendo, vas a llamar la atención de todo el mundo._ – Le reclama Atipaq. _-Lo siento pero era necesario y placentero_. – Responde Urf. –_ Ahora vámonos…_ Urf y su grupo comienza a descender rápidamente del palacio de Jarvan III mientras algunos pocos Demacianos salen a las calles a ver de qué se trató aquel ruido mientras Yuumi que se encontraba afilando sus garras contra el tronco de un árbol se moviliza e inicia la parte del plan que le corresponde. _-Ningún guardia ha despertado. _– Pronuncia Teemo mientras el grupo se dirige hacia la salida hasta que se detiene al ver en el patio exterior a la Mariscala Tianna y algunos hombres acercarse a la entrada. _-Yo la distraigo, ustedes salgan por otro lado. _– Les dice Atipaq mientras salta hacia el patio. -_Ahí va nuestro Don Juan, por aquí capitán Teemo._ – Agrega Urf. El Ajkllasga camina hacia la Mariscala la cual al verlo acelera el paso. -_ ¡Que gusto verla por aquí Mariscala…_. – Atipaq intenta ser cortes pero la mujer lo toma de las ropas y lo estrella de espaldas contra una pared. – _Hey… -¿Dónde está Hamburguer?_ – Pregunta molesta. _-No lo sé, yo también lo estoy buscando, el tipo dijo que iba al baño y no ha vuelto hasta ahora. -No te creo nada. –_ Le contesta Tianna mientras sus hombres la alcanzan. _- Y ahora dime ¿Dónde está Hamburguer? -Ya le dije no sé, pero si quiere podemos buscarlo juntos. _– Agrega mientras le sonríe. _-Ag… Vigílenlo. _– Le dice Tianna a sus hombres mientras ingresa al palacio mientras Urf y Teemo ya han abandonado el recinto por una entrada lateral. _-¿Hey que es eso…? _– Dice Atipaq señalando hacia un lado haciendo que los guardias miren hacia esa dirección en donde una gran estampida se está movilizando. –_ Adiós…_ - Momento que Atipaq aprovecha para escapar. **Mientras ** Tianna recorre el palacio con sus soldados y descubre que todos los guardias han sido puestos a dormir, además que algunos de sus soldados han caído en trampas que los han dejado inconsciente, la Mariscala continua recorriendo hasta que es llamada por uno de los guardias quien le muestra lo que lo los ladrones se han robado. La mujer sube al techo y observa una estampida de caballos y otras bestias frente al palacio y también ve a los hombres que custodiaban a Atipaq ocupados intentado evitar que sus corceles se unan al frenesí. _-Hacia la residencia de Hamburguer. _– Pronuncia molesta Tianna. –_ Y cierren la ciudad que nadie salga._ – Entre tanto Atipaq se ha camuflado entre el descontrol para rescatar a Yuumi quien ha sido la causante de todo, la gatita se vincula a Atipaq y se dirigen a alcanzar a Urf, libro y Teemo. **Entrada De Demacia** La estampida de animales llama la atención de todos quienes intentan hacer algo por detener a la avalancha de bestias sin control incluyendo a los guardias de las puertas quienes descuidan su misión de protegerlas lo que el grupo de Urf aprovecha para salir y alejarse. **Residencia De Hamburguer** _-¿Dónde está? _– Pregunta la mujer mientras irrumpe en la casa de Hamburguer hasta que uno de los soldados le guía hasta un cuarto donde encuentran a Hamburguer junto a su mayordomo maniatados. – _ ¿Qué significa esto? –_ Pregunta Tianna confundida. Los guardias liberan a Hamburguer quien cuenta su historia y de que ha estado secuestrado por casi tres horas mientras los demás miembros y empleados de la casa regresan y cuentan su versión y de que han estado haciendo. **Afueras De Demacia** _-Esto sí que ha sido una gran locura._ – Pronuncia Atipaq. _-Tenemos todos lo que necesitamos, ahora es momento de volver. –_ Agrega Teemo. _-Si de vuelta a Bandle y luego a Noxus._ – Menciona Urf. – _Por cierto olvidamos despedirnos de la Mariscala y agradecer a Hamburguer por su colaboración._ – Agrega mientras entra al portal. _-No creo que quieran vernos._ – Le contesta Atipaq. **Más Tarde** Tianna y sus hombres se apresuran a llegar al punto donde los sirvientes de Hamburguer le indicaron que dejaron las lechugas, mas al llegar no encuentran nada, ni siquiera las lechugas que estos han traído y tampoco un rastro que indique a donde han ido, la Mariscala derrotada ordena el regreso a la capital para informar al rey Jarvan III quien solo atina a reírse de la historia pues los criminales solo se llevaron un bloque de petricita y dejaron a la ciudad sin lechugas por un par de días y no hubo mayores heridos que los guardias que quedaron inconscientes por el veneno paralizante de Teemo y aquellos que le hicieron frente a la estampida de caballos que según algunos comentarios fue provocado por un gato azul con bigotes dorados. Mas a pesar de las risas del rey, la Mariscala Tianna se siente herida en su orgullo por haber sido engañada y jura que si algún día vuelven los atrapara en especial a Atipaq quien le recuerda a alguien de su pasado. El sol se oculta en las montañas mientras aquel robo será recordado como el fraude de las lechugas y se contaran muchas versiones de estas, algunas más disparatadas que otras como el de que todo fue obra de los Yordles. (Lo que si es cierto en parte) **Noxus** Los soldados corren de un lado a otro después de que se confirmara nuevamente el mismo incidente, otro soldado de la Legión Trifariana ha sido encontrado inconsciente y sin su armadura cerca al gran mercado de abastos, el culpable no ha sido hallado y la victima solo recuerda haber sentido el piquete de un insecto antes de desvanecerse. Así mismo los comerciantes de abastos reportan la perdida de varias productos cada vez que un Legionario que custodia el mercado es hallado inconsciente, el crimen ha llamado la atención de algunos mandos medios que temen de alguna organización este robando las armaduras y productos para realizar un gran golpe contra el corazón del imperio. El Capitán Hanswell ha sido designado para dar con los responsables de este hecho y poner fin a sus maquinaciones contra la nación. Mientras tanto abajo en un escondite ubicado en un antiguo túnel los responsables de tan execrable hecho almuerzan y planean su próximo golpe mientras analiza el botín obtenido. _-Va… metal de baja calidad. –_ Pronuncia Urf mientras analiza la armadura y la desmonta, entre tanto Yuumi acecha a un ratón que se ha ocultado en uno de los agujeros del muro. _ -¿Creí que los Trifarianos vestían las mejores armaduras? –_ Comenta Atipaq. _-Obviamente los que custodian los puestos de mercado no. – _Continúa Urf hasta que unos silenciosos pasos alertan al grupo. _-Capitán Teemo reportándose. –_ Menciona el yordle mientras deja caer su carga. _-Bien hecho capitán, pero… - _Menciona Urf mientras analiza lo obtenido. _– ¿No había algo más grande? -Todas las demás ollas son de hierro simple. –_ Contesta. –_ Este recipiente es el único que tiene las propiedades que busca. -Ya veo y desbalijar a soldados atarantados no nos está dando el resultado esperado. _– Agrega el manati mientras deja el pequeño recipiente junto a otros más. –_ Vamos Atipaq hay dar un paseo y analizar la situación, Teemo y Yuumi cuidaran el escondite._ – Finaliza mientras toma el Transmogrificador visual de Heimerdinger. **Calles De Noxus** _-Conseguir las cosas en Noxus nos está tomando más de lo que esperaba_. – Pronuncia Urf. _-A este paso vamos a terminar dejando una legión entera de Trifarianos sin armadura solo para obtener lo que deseas y lo peor es que no hay espacio donde ocultarlo todo, además…_ - Atipaq hace una pausa mientras un grupo de soldados pasan por su costado. –_ Están mejorando su vigilancia, va hacer más difícil agarrar a uno desprevenido. _ _-Tienes razón, tal vez debamos asaltar una armería o un cuartel. -Solo somos cuatro contra cientos de soldados y esta vez no vamos a tener la misma suerte que en Demacia. _– Agrega Atipaq mientras caminan hasta detenerse frente a un cartel con una pintura que llama la atención del manatí. _-Gran General Swain… Swain… He… Swain. _– Pronuncia mientras voltea hacia Atipaq, para luego volver a ver el cartel y la figura del hombre dibujada y volver a mirar a Atipaq. _– ¿Tu papa es el gran General de Noxus?_ _-Au. –_ Se queja el manatí en el instante en que Atipaq lo golpea en la cabeza. _-Idiota mi padre abandono Noxus antes de que yo naciera. -Entonces porque tiene tu apellido. -No lo sé. -Podría ser un pariente, podríamos aprovechar eso para acceder con facilidad… -Olvídalo, yo soy Atipaq Noxes y no quiero saber nada con los que lleven el apellido Swain._ Urf sigue Atipaq mientras intenta entender la actitud de Atipaq al escuchar el apellido de su padre. – _Bueno no iremos a saludar al tío Jery, pero aun así debemos conseguir más metal noxiano de buena calidad. –_ Agrega mientras caminan por un puente y observan a un batallón de Legionarios Trifarianos desfilar hacia su cuartel principal. – _Mira eso._ – Menciona el manatí señalando hacia el jinete que va a la cabeza del batallón. Más Atipaq centra su mirada hacia otro punto, hacia un callejón contiguo donde funciona un burdel y observa a una mujer que sale._ – Si la veo. -Se ve algo desgastada y magullada. -Si pero es bonita. _– Contesta Atipaq. _-Desde aquí puedo notar su calidad, se nota que la hicieron bien. -Ahhh si… -Observas la delicadeza de sus formas. -Sí, me encantan sus curvas…_ _-He… ¿Qué estas mirando…? _– Pronuncia Urf mientras golpea a Atipaq en la cabeza. _-Oye… -Pervertido. Te estoy hablando de la armadura de ese tipo. -Ah… el… espera un momento ese sujeto me es familiar. -He… -Claro es Dario… algo así, es un comandante noxiano. -Ya veo los líderes de rango alto tienen mejores armaduras, bien tengo un plan, vamos regresemos a la sala de guerra. -Anda tú, yo te alcanzo después. -Camina pervertido. -Oye no empujes._ Las quejas de Atipaq continúan por varios minutos hasta que el dúo se detiene frente a la entrada de la Gran Arena de Noxus. -_Espera. –_ Pronuncia Urf. – _Este es la gran arena. -A si… -Recuerdas que quería luchar contra Jax el campeón invencible. -Olvídalo no tenemos tiempo. -Es cierto, vamos. _– Ambos continúan caminando mientras comienza a hablar. _– Oye recuerdas cuando me enfrente a ese tipo Sett en las arenas de Jonia. -Como no olvidarlo, tuve que intervenir junto a Akali para sacarte de ahí. -Va, si no fuera por ustedes le hubiera ganado, ya lo tenía donde lo quería. -Si a un golpe de matarte. -Exagerado. -Y lo peor es que Shen nos castigó. -Ah no recordaba esa parte. -Solo recuerdas lo que te conviene._ **Más Tarde** Urf y Atipaq se infiltran en el cuartel de la legión Trifariana disfrazándose con las armaduras que han robado y usando el Transmogrificador visual de Heimerdinger ambos se separan, mientras Teemo se infiltra por otro lado y se mueve hasta la cocina donde Urf espera. Teemo usa las toxinas de sus zetas y deja a los cocineros inconscientes mientras Urf revisa la comida. – _Ummm no está mal. _– Menciona el manatí mientras sustrae unos polvos de su bolsa. – _Con esto sabrá mejor jejejeje. –_ Ríe para después volver a usar el Transmogrificador visual de Heimerdinger y cambiar su aspecto hasta el de parecerse a uno de los cocineros. _-Hey tú la comida._ – Grita un guardia. _-Enseguida señor. –_ Responde el manatí mientras hace las últimas modificaciones. Mientras Atipaq deambula hasta llegar a la armería y con cuidado deja un par de Zetas con efecto retardante para después esconderse a las afueras mientras espera que algún soldado entre en ella. **Mientras** _-Buen provecho muchachos, cómanselo todo._ – Pronuncia Urf mientras deja la comida en el comedor. _-Oye y la comida del comandante. -Enseguida lo llevo señor._ – El manatí sube por las escaleras escoltado por Teemo quien se encarga de neutralizar a los guardias con excepción de los que resguardan el cuarto de Darius. _– Perdón, a un lado._ – Dice Urf mientras entra. –_ La comida esta lista señor, buen apetit._ – Agrega Urf mientras finge tomar un pedazo de pan y llevárselo a la boca para después salir y cerrar la puerta con fuerza. Darius quien acababa de quitarse su armadura camina hacia la comida y toma un pedazo de pan, la mano de Noxus nota el extraño comportamiento del cocinero y duda en morder el pan hasta que una suave voz llama su atención. -_Yo que usted no comería eso. -¿Quién eres tú? Y ¿Qué eres? _– Pregunta Darius al ver sobre su ventana a Yuumi sentada en sus patas traseras. _-Soy Yuurian. _– Contesta la gatita lamiéndose. _– Esa comida fue hecha por los Yordles, si la prueba se convertirá en un animal o solo le dolerá la pancita si es que no han usado suficiente polvo mágico. -¿Yordles? -Así es, han venido hasta aquí a robar sus armas. -No te creo. –_ Responde Darius de forma incrédula. _– Nadie se atrevería a entrar a este cuartel. -Si no me cree salga y compruébelo usted mismo. _– Agrega Yuumi. _– Yo solo vine a avisar y a atrapar a algunos yordles para mi cena._ – Agrega mientras salta de la ventana y camina hacia la puerta. Darius abre la puerta y encuentra a sus guardias inconscientes, el Comandante noxiano intenta despertarlos sin éxito. –_ Dormirán varias horas. _– Le dice Yuumi. – _Vamos o se escaparan. _–Darius sigue a Yuumi y por donde va encuentra más miembros de la legión inconsciente hasta llegar al comedor donde encuentra a la mayoría de sus hombres inconscientes. _-¡Tomen sus armas a la armería!_ – Grita Darius llevándose a los pocos hombres que no han probado la comida. _-Jejejeje cayó._ – Pronuncia Urf mientras ingresa con Teemo a la habitación de Darius y toman la armadura de este. –_ Ah… metal de buena calidad. _– Menciona mientras huele el metal. Darius guía a sus hombres a la armería, el noxiano va acompañado de Yuumi quien se retrasa apropósito dejando que los noxianos entre en esta primero._ – Esta hecho. –_ Dice la gatita a Atipaq quien sale de su escondite y cierra las puertas para después usar sus poderes y bloquearla con bloques de hielo. _-Vámonos._ – Le dice Atipaq a Yuumi mientras esta se vincula al Ajkllasga. Los hombres de Darius encienden una antorcho hasta que se dan cuenta de que han bloqueado la entrada, los legionarios intenta abrir la puerta pero solo logran activar las zetas las cuales van soltando su aroma toxico que deja inconsciente a los soldados, mientras Darius usa su hacha y golpea el techo para abrir un agujero por donde escapar. El tiempo pasa así como las toxinas de las zetas de Teemo se expanden por toda la armería dejando inconsciente a casi todos los legionarios con excepción de Darius y unos pocos que logran abrir un agujero en el techo y salir, el Comandante Noxiano ordena traer refuerzos mientras entra al cuartel en búsqueda de los responsables, pero estos ya han huido y lo único que encuentra Darius es una nota en su cuarto que dice. **_“Muchas gracias por la armadura. Atee: El Gran Manatí”_** El Comandante noxiano furioso lanza su hacha contra la puerta atravesándola mientras los refuerzos llegan. **Calles De Noxus** Atipaq y Yuumi se encuentran con Urf y Teemo, el grupo recorre una distancia juntos antes de separarse, Atipaq viaja con Urf y le ayuda a llevar las piezas de la armadura de Darius mientras Yuumi va con Teemo. Yuumi se vincula a Teemo y el yordle acelera su carrera moviéndose ágilmente entre las calles de Noxus mientras asciende, hasta escalar las murallas y saltar entre los tejados buscando más altura hasta ubicarse en la cima de una torre desde donde se pone a observar el movimiento de los noxianos y el de Atipaq y Urf quienes corren en círculos. _-Por ahí. –_ Le dice a Yuumi, la gatita lanza un proyectil mágico al cielo el cual guía a Atipaq y Urf. El manatí y el ajkllasga cambian la dirección de su huida y se adentran entre calles vacías. _– Jajaja que fácil es esto._ – Pronuncia Urf hasta que al girar una esquina se encuentran con un grupo de soldados noxianos. _-Por órdenes del Gran General, ustedes están arrestados. _– Pronuncia el hombre conocido como el Capitán Hanswell mientras los soldados apuntan con sus armas hacia los dos. _– Ríndanse._ _-Je…_ - Sonríe Urf detrás de la armadura que cubre su ser. –_ Ya sabíamos que vendrían y los estábamos esperando. _– Agrega mientras continua riéndose. **Continuara…** En el próximo capítulo el gran escape, pues esto ya se estaba extendiendo demasiado y también los forajidos de Bandle irán al Freljord donde serán víctimas de un robo escandaloso a manos del SushuBana del juego y ahora tendrán que atraparlo antes de que arruine sus planes de dominación mundial, digo gastronómicos. Y algún día narraremos las historias perdidas de Atipaq y Urf, como la épica batalla de Urf y el hijo de mami, digo Sett el nuevo campeón del juego. **Próximamente:** **Persiguiendo a Gnar** Y el tema del capítulo un tema muy alegre como las locuras de Urf. https://www.youtube.com/watch?v=o5f7x20I8Ig **Y Nos Vemos En El Abismo De Los Lamentos (Comiendo Porogalletas Con Su Majestad: El Rey Poro)**
Compartir

Al parecer nadie se ha unido a la discusión todavía; ¡sé el primero en comentar!

Denunciar como:
Ofensivo Spam Acoso Foro incorrecto
cancelar