Mas Alla De Las Sombras 2 Capitulo 14:

[(https://vignette.wikia.nocookie.net/leagueoflegends/images/c/cd/Mount_Targon_Four_Seasons.jpg/revision/latest/scale-to-width-down/640?cb=20171126030610)] Y habíamos dejado la historia con un protagonista que sigue con sus aventuras por RuneRunaterra, mientras intenta acallar el lado oscuro de su alma y corre como cabra loca por la montaña intentando escapar de los Ajkllasgas, una secta de guerreros mágicos que protege Valoriana desde épocas ancestrales y que está muy ligado a los primeros años de la civilización. Atipaq es la reencarnación de Newen el más grande Ajkllasga de la primera generación y conocido anteriormente como El Maestro de los elementos y que tras dejarse caer en la Oscuridad se convirtió en el Emperador Oscuro y junto a otros Ajkllasgas caídos de la segunda generación intentaron traer la Utopía a Valoran y revivir a sus seres queridos. Los demás Ajkllasgas temerosos de que sus acciones destruyeran el mundo los enceraron con la ayuda de la entidad cósmica conocida como Bardo siendo Newen el único que evito este destino y desde entonces vive en guerra con estos por milenios en donde sus reencarnaciones siempre han sido cazadas para evitar que pueda liberar a los demás Fallens (Ajkllasgas Caídos) y esto continua hasta el día de hoy. Y otro día continuamos más con estos resúmenes ahora vamos con un nuevo capítulo, pero antes el link del capítulo anterior: https://boards.lan.leagueoflegends.com/es/c/creaciones-de-la-comunidad/ghVlUosu-mas-alla-de-las-sombras-2-capitulo-13-confrontacion **Capítulo 14** **Tesis Los Adoradores ** _“Que ritos más extraños tienen los Targonianos”_ **Atipaq ** **Hace 14 Años** **Montes Apuntalados** Es una mañana apacible hasta que el llanto de una bebe irrumpe en esta tranquila villa de exiliados noxianos; su madre a salido unos instantes mientras unos pequeños pasos se acercan hasta la cuna. El llanto de la bebe continua mientras unos pequeños brazos la levantan de la cuna, la niña detiene su llanto y observa a quien la acaba de levantar. _-Tranquila… todo estará bien tu hermano mayor ha venido a protegerte. _– Le dice el mientras le sonríe. Y entonces el llanto se convierte en una risa enternecedora mientras los ojos cafés de ambos hermanos por un instante se vuelven rojos como los de su desaparecido padre. **Época Actual ** **Montaña Targon** Una pequeña criatura con la apariencia de una ardilla salta entre las rocas de la pared de la montaña hasta llegar a su madriguera; una cueva esculpida entre las rocas, mientras granos de tierra se deslizan hasta caer sobre un inconsciente Atipaq quien lentamente comienza a despertar. _-Ah… -_ Se reincorpora y se toma la cabeza mientras todo a su alrededor a un da vueltas. No sabe cuántas horas a estado inconsciente y tampoco donde está, se apoya en la pared de la montaña para poder reincorporarse mientras trata de recordar lo que paso. *+*+* Los elegidos estaban a punto de atacarlo cuando de pronto una extraña magia cubrió todo el lugar haciendo que algunos de sus sentidos se volvieran locos, las imágenes frente a él se multiplicaban y se fusionaban en formas extrañas, sentía como si un enjambre de hormigas corrieran por dentro de su piel y entonces perdió el sentido de orientación y todo a su alrededor comenzaba a dar vueltas. No sabía dónde era arriba y abajo y cuando intento dar un paso hacia adelante se desplomo como un animal herido, pero no era el único que experimentaba esa sensación, los elegidos también la sentían y se desplomaron al suelo junto con Taric quien había quedado liberado de las ráfagas de viento que lo estaban alejando. Atipaq sentía como su magia se disolvía, su mente perdía conexión con los elementos mientras una presencia sobre el comenzaba a aflorar seguida de una extraña risa, Atipaq se guio de aquella presencia para guiarse y así poder ponerse de rodillas mientras elevaba la cabeza para ver de quien se trataba. Una extraña risa emergió junto a una adolescente quien desde arriba los observaba a todos; Atipaq apenas pudo ver su sombra mientras los demás estaban impactados al contemplar como su magia había anulado el poder de Cronos. Los demás elegidos intentaron hacer algo, pero sin sus poderes y el ataque de vértigo, poco era lo que podían hacer mientras la joven reía y pronunciaba unas frases que llamaron la atención de todos. ** _ “Lo siento… pero no puedo dejar que maten a Newen… pues aun lo necesito para mis planes…”_** Y esas palabras fueron suficientes para que Atipaq lograra reaccionar y volteara hacia la joven y lograra verla mientras esta doblaba la realidad misma y creaba agujeros de gusano que devoraron a todos; Atipaq mientras era devorado por uno de estos agujeros de gusano logro ver al rostro de la muchacha y noto algo que lo impacto. Sus ojos eran idénticos a los suyos. *+*+* _-¿Cómo es posible? _– Se pregunta el elegido mientras recoge su espada. Recuerda que una vez su ex maestro le conto que los ojos de cada uno de los Ajkllasgas es único, ningún Ajkllasga tiene ojos idénticos a los de otros, salvo que sea un descendiente; como es el caso de la maga Jonica conocida como Syndra que es hija de Kawiri su ex maestro. _-Ahora que lo pienso… había algo familiar en esa chica, por un instante creí ver en su rostro a alguien conocido. _– Atipaq guarda su espada y retoma su camino hacia las alturas de Targon y mientras camina observa hacia la cima de la montaña, sabe que alguien lo está observando pero no sabe quién y las opciones son muchas, desde los Aspectos, pasando por Zilean y Kawiri y otras sectas que estén interesados en el como la Rosa Negra hasta terminar en los Oscuros. **Días Después** El viento rasga las laderas de las montañas como un felino afilándose las garras; Atipaq continua con su viaje hacia Targon en tranquilidad pues después del último enfrentamiento con los Ajkllasgas no los ha vuelto a sentir cerca y en su lugar se ha topado con varios poblados de agricultores y ganaderos que se benefician del agua que desciende del mismo Targon. En su camino se topó con un viejo vendedor de baratijas cuyo carreta se había estropeado después de que el eje que la sujetaba a la bestia que la llevaba se soltara y rodara hasta chocar con un roca que destrozo una de sus ruedas. Atipaq se encontró con el anciano y después de recapturar a la bestia que vagaba libremente por las alturas, tomo algunas tablas que la carreta transportaba y reparo la carreta para que esta siguiera funcionando. El anciano en agradecimiento le regalo un cristal de amatista y lo remolco hasta el poblado donde iba a vender su mercancía, donde lo despidió con provisiones y demás enseres para su viaje hacia la cima de la montaña. _-Al fin._ – Susurra el elegido al estar frente a los pies de la montaña; el clima es cálido y un manantial rodeado de una gran vegetación le dan la bienvenida, el Ajkllasga se acerca hasta este para tomar un poco de agua mientras se sienta para comer algo y seguir observando los alrededores. De pronto el sonido de pasos acercándose lo alertan, voltea y observa a un grupo de gente descendiendo de uno de los caminos, visten ropas holgadas y de colores opacos y guiados por un sacerdote Solari un anciano con ropajes de colores ámbar y dorado y un sombrero cónico de tres puntas. La multitud se detiene frente al manantial que es alimentado con el agua que desciende de la montaña, el sacerdote entrega su bastón a un asistente que viste ropas semejantes a él pero con menos detalles. Se inclina al manantial mientras sustrae una vasija de oro la cual llena con agua de esta. El anciano levanta la vasija hacia el sol y pronuncia palabras en un dialecto antiguo mientras la multitud lo sigue en silencio, Atipaq observa la vasija y nota que el agua ha tomado un color semejante al oro; la multitud se abre paso y deja a una joven pareja acercarse al anciano; la mujer lleva en sus brazos a su hijo recién nacido el cual acerca al anciano. Los llantos del bebe comenzaron a resonar mientras el sacerdote continuaba con sus plegarias hasta que un extraño brillo comenzó a emanar de la copa; Atipaq continuo observando el ritual mientras intentaba descifrar de que se trataba. El sacerdote se acerca hasta el menor que ha sido colocado sobre el manantial y entonces deja caer el líquido de la vasija sobre el pequeño el cual detiene su llanto inmediatamente como aceptando el ritual; el sacerdote toma al niño y lo alza hacia el sol dejando que los rayos de este sequen al pequeño completando el ritual de su bautizo. _-Sera un gran guerrero Ra'Horak._ –Se escucha decir entre la multitud mientras él bebe regresa a los brazos de su madre. _-El sol a aceptado a tu hijo, ahorra su vida como un Rakkor inicia a los pies de Targon de la mima manera como inicio de todos nosotros y de nuestros ancestros._ – Menciona el anciano quien toma su bastón y comienza a ascender mientras el resto de la gente lo sigue y entona alabanzas hacia Targon, el sol y los Aspectos. _-Vaya ahora sé lo que se siente ser ignorado._ – Menciona Atipaq mientras ve a la multitud subir. –_ Creo que los seguiré, pero primero tomare una siesta._ **Días Después** **Templo Solari** Los rayos del sol penetran por una diminuta ventana y se dispersan por toda la habitación al chocar con los cristales incrustados en las paredes, iluminando todo el ambiente y un pasadizo cuyas paredes blancas reaccionan al entrar en contacto con los rayos del sol. Aun no son las seis de la mañana pero el sol en esta parte de Targon amanece más temprano que en otras partes de la montaña. Una mujer camina por los pasillos dirigiéndose a la habitación principal entre tanto su ocupante se mueve de un lado a otro mientras una mal sueño perturba su descanso. _-No… no -_ Susurra la mujer de cabellos marrones, quien se levanta de súbito al oír que alguien ha ingresado a su habitación. _-¿Se encuentra bien mi señora?_ – Pregunta la muchacha al ver gotas de sudor descender del rostro de la mujer. _-Eres tu… pensé que eras alguien más. _– Le responde mientras se levanta. _-Ha tenido un mal sueño._ – Agrega la muchacha quien deja la bandeja con comida y se acerca a la mujer. – _Permítame ayudarle_. – Continua mientras le ayuda a mudarse de ropa. - _¿Qué fue lo que soñó mi señora?_ Ella se sienta en la cama con medio cuerpo desnudo pensando en aquella pesadilla. –_ El sol. _– Pronuncia. –_ Una sombra oscura brotaba de él y caía sobre el templo._ _-¿Una sombra oscura? _– Interroga la muchacha mientras le alcanza sus ropajes habituales, pero ella la ignora y se levanta hasta llegar a su radiante escudo que brilla al entrar en contacto con los rayos del sol. _-No sabría decírtelo… _- Continúa mientras toma su espada y acaricia su filo. – _Pero cuando esa sombra cayo, todos los guerreros Ra'Horak perecieron y entonces yo caí al suelo y observe el agujero que se formó sobre el techo y vi a la luna colocarse frente al sol y entonces todo se llenó de oscuridad._ _-Que terrible._ – Menciono la muchacha aferrándose a las prendas. – _Pero usted no permitirá que eso suceda. -No… pero en mi sueño también lo vi a él. -¿A quién? ¿A la hereje? -No… no sé quién es, pero sé que él ya está aquí en Targon._ La muchacha permanece en silencio mientras Leona regresa su espada a su lugar y escucha al ser ancestral que habita en ella antes de susurrar su nombre sin que la aprendiz a Sacerdotisa la escuche. _-“Emperador Oscuro.”_ **Continuara…** **Próximamente:** **Los Guerreros Ra'Horak** Y bueno le hemos dado al protagonista algo de respiro el cual no le durara mucho pues son épocas de gran agitación en Targon. **PDT: Tesis:** La muchacha que salvo a Atipaq tiene los mismos ojos que el… Y ahora la canción del capítulo con este tema dedicado a Targon https://www.youtube.com/watch?v=jDqqg1-wM6Q **Y Nos Vemos En Los Campos De Justicia **
Compartir

Al parecer nadie se ha unido a la discusión todavía; ¡sé el primero en comentar!

Denunciar como:
Ofensivo Spam Acoso Foro incorrecto
cancelar