Mas Alla De Las Sombras 2 Capitulo 27: Confrontacion

[(https://art-of-lol.com/wp-content/uploads/2015/02/summoner_s_rift_by_quirkilicious-d60lcif.jpg)] https://art-of-lol.com/wp-content/uploads/2015/02/summoner_s_rift_by_quirkilicious-d60lcif.jpg Y Aquí está el nuevo capítulo el cual en un principio tenía planeado abarcar toda la pelea y el pasado de Newen, pero me di cuenta que me voy a demorar más, así que serán dos capítulos para abarcar todo y ahora aquí está el capítulo en donde verán lo que dos maestros de los elementos son capaces de hacer. Pero antes el link del capítulo anterior: https://boards.lan.leagueoflegends.com/es/c/creaciones-de-la-comunidad/GE15nE3H-mas-alla-de-las-sombras-2-capitulo-26-sombras-y-luces **Capitulo 27** **Confrontación Dos Mitades De Un Mismo Ser** _“Hasta los elementos luchan por imponer su fuerza a los otros”_ **Atipaq** Se miran fijamente mientras los cansados Ajkllasgas observan con asombro que Atipaq ha salido ileso del ataque de Newen, mientras Sisifo recuerda algo que su maestro le conto sobre Newen en las épocas en que no había sido corrompido. -_Newen siempre fue especial, cuando desataba sus poderes al máximo sus llamas se volvían azules, era capaz de combinar los elementos, pero desde su caída no hemos vuelto a ver a una de sus reencarnaciones usar esos poderes, ahora solo combina los elementos con la oscuridad que lo ha cubierto._ _-Ese poder… _- Susurra Newen. - ¿_Crees que te será suficiente? _– Mientras detrás de Atipaq decenas de avatares de magma se alzan y fijan su mirada en el elegido. El viento resuena mientras Atipaq se vuelve traslucido hasta desaparecer, Newen gira su mirada hacia los avatares que ha invocado y ve a Atipaq desplazarse a gran velocidad en medio de estos mientras los corta por la mitad; los avatares de magma caen mientras Atipaq regresa a donde se encontraba. _-¿Qué ha pasado? –_ Se preguntan los Ajkllasgas al ver que el magma se ha solidificado y sobre esta yace un delgado manto de escarcha, mientras Atipaq observa sus manos y espada de la cual se desprenden pequeños cristales de escarcha. Newen no pierde el tiempo y salta hacia un costado para después lanzarse hacia Atipaq, mas solo le da a un fantasma de viento mientras Atipaq cae del cielo dejando caer su espada cargada con rayos sobre Newen. Los rayos se dispersan por el campo mientras Atipaq ve que ha partido un clon de hielo de Newen; el joven ajkllasga reacciona rápidamente y de un golpe desvía un orbe de hielo mientras gira para ver a Newen. _-Bien… ¿Veamos de que eres capaz? – _Menciona Newen mientras la lluvia se hace presente. **En Otra Parte** La tierra se ve cubierta por los restos de las criaturas del vacío, mientras un rayo solar desintegra a cinco bestias que intentaban alcanzar una cueva para ocultarse de los rayos del sol; Leona camina contemplando su obra mientras Taric mueve el cuerpo de una asegurándose de que este muerta, hasta que voltea al escuchar al cielo rugir. Los aspectos alzan su mirada y ven el cumulo de nubes negras que cubre una parte de la montaña. –_ ¿Qué es eso? _– Se pregunta Taric al ver dos rayos elevarse hacia el cielo. Pequeños rayos salen del cumulo de nubes arañando el cielo mientras bajo ellos dos dragones relampagueantes se enredan entre ellos mientras se elevan al cielo y cada uno con un brillo distinto al otro; los dos rayos convertidos en criaturas de energía pura detienen su escalada y se observan mostrándose los colmillos mientras el cielo ruge. Los dragones se elevan hasta el cumulo de nubes donde su batalla da inicio y en cada golpe decenas de rayos salen disparados hacia la montaña, hasta que un resplandor seguido de un gran estruendo da por finalizada la batalla; el cumulo de nubes se dispersa mientras las criaturas eléctricas se desploman al suelo. **En La Batalla** Los elegidos se quedan anonadados al ver aquel singular combate; durante toda su existencia no han visto a un solo ser capaz de hacerle frente a Newen en solitario por tanto tiempo e igualar su poder y también es la primera vez que ven un combate de dos Maestros De Los Elementos. Se hacen a un lado buscando refugio mientras ven como los dos moldean los elementos con tanta facilidad, ni siquiera Kawiri el Ajkllasga que ostenta actualmente el título de maestro de los elementos tiene ese nivel de control. Rayos que se convierten en serpientes eléctricas y que surcan los cielos para precipitarse nuevamente sobre la tierra, orbes congelantes que se convierten en bolas de fuego, llamaradas que adoptan la forma de leones y lobos y que se enfrascan en una gran batalla intentando imponerse al otro; torbellinos de los cuales brotan aves de fuego y hielo que se estrellan dejando caer sobre el terreno escarcha ardiente, golems de magma y tierra que al emerger creando olas de tierra y criaturas de luz y oscuridad que protegen a sus invocadores. Es como si los elementos mismos hubieran cobrado vida y voluntad propia al ser invocados y en medio de todo esto Atipaq y Newen atacándose con todo el poder que poseen. Y mientras la intensidad de la batalla aumenta las invocaciones elementales se vuelven cada vez más complejas; un golem de tierra con garras de hielo se alza y se enfrenta a un leonino bípedo de fuego y hielo, mientras sobre el cielo un fénix de roca ardiente despliega sus alas lanzando meteoros ardientes contra un grifo de viento y agua. Una serpiente eléctrica se introduce en el terreno y emerge como un dragón de roca que escupe rayos mientras una criatura de luz crea una barrera que detiene el ataque de una criatura hecha de oscuridad. Otra criatura escupe estacas de hielo ardiente contra el enemigo de su invocador, quien es protegido por un golem de hielo que se desase al ser alcanzado por las estacas; el suelo se abre y criaturas hechas de roca ardiente emergen para ser pulverizadas al entrar a una zona llena de ráfagas de viento cortantes mientras un torbellino oscuro desintegra todo lo que toca, hasta que Atipaq lo corta por la mitad haciendo que colapse. Newen lanza una bola de fuego oscuro el cual Atipaq evita mientras la llamarada al caer al suelo se convierte en un hidra de fuego de tres cabezas que lanza bolas de fuego contra Atipaq; mientras Atipaq extiende sus brazos para dejar frente a él un clon de hielo que intercepta las bolas de fuego; los restos del clon de hielo caen al suelo y se convierten en una hidra de hielo que ataca a la de fuego. Newen agita su espada varias veces creando ráfagas de viento cortante mientras Atipaq se mueve ágilmente en el aire dando piruetas para esquivar los ataques de Newen; el Ajkllasga aterriza en el suelo mientras Newen aparece a un lado de este. Atipaq clava su espada en el suelo mientras Newen salta hacia atrás en lo que tres serpientes de roca saltan de la tierra hacia él, más las invocaciones son despedazadas por Newen quien se mueve rápidamente entre estas sin ser alcanzado. El joven Ajkllasga extiende sus brazos y luego con ellas dibuja un circulo en el aire que atrae la humedad del lugar mientras se llena de fragmentos de hielo; Atipaq empuja el circulo y un dragón de agua y escarcha es invocado el cual pasa por un costado de Newen, el emperador oscuro hace lo mismo e invoca un dragón de fuego el cual es contenido por Atipaq. Newen corre hacia Atipaq mientras decenas de avatares elementales aparecen alrededor del joven Ajkllasga; Atipaq crea una esfera de viento la cual al estallar se convierte en un gran remolino de viento a su alrededor. Los avatares se fusionan con el remolino de viento creando un tornado elemental mientras Atipaq permanece en el interior de este intentando localizar a Newen, cuando de pronto la tierra bajo sus pies se vuelve arenosa y el Ajkllasga comienza a hundirse en ella. Atipaq solidifica el terreno mientras de en medio del cumulonimbos del tornado Newen cae en vuelto en llamas hacia Atipaq. El tornado colapsa mientras las llamas se esparcen por decenas de metros. La lluvia cesa mientras el cumulo de nubes negras se dispersa dejando pasar algunos rayos del sol que iluminan el epicentro de la explosión donde aún el fuego continua ardiendo; los elegidos levantan su mirada y ven dos sombras una de ellas está de pie con su espada envuelta en llamas y la otra inclinada con su espada cubierta por escarcha y deteniendo a la otra. _-¿Ese es todo tu poder? –_ Pregunta Newen. _-No. –_ Le contesta Atipaq quien congela la espada de Newen mientras usa su otra mano para congelar el terreno bajo los pies del emperador oscuro que pierde el equilibrio mientras es empujado hacia atrás después de ser golpeado por decenas de pequeñas ráfagas de viento concentrado. El emperador oscuro reacciona y gira a tiempo para evitar un ataque detrás del mientras contraataca con un plasma relampagueante que manda a volar a Atipaq. Ambos caen al suelo y permanecen en él unos segundos mientras el efecto de sus ataques se desvanece de sus cuerpos; Atipaq es el primero en levantarse y ve a Newen levantarse mientras un aura oscura comienza a brotar de su cuerpo. -…. – No hay palabras entre ambos solo se observan mientras invocan más poder; el aura oscura de Newen se concentra en la hoja de su espada cambiando su aspecto al de una espada de fuego oscuro, mientras la espada de Atipaq se convierte en una espada de fuego azul. Las criaturas del vacío de los alrededores se ocultan entre las grietas del vacío mientras ambos combatientes se lanzan con todo el poder y la fuerza que poseen. Sus espadas chocan pero ninguno obtiene la ventaja sobre el otro y se quedan en una puja por varios segundos, hasta que ambos al unísono extienden su brazo hacia el otro, dudan por un segundo ante la reacción del otro hasta que se deciden y desatan sus poderes. Una bola de fuego azul choca con una de fuego oscuro, creando una gran explosión que manda a volar a ambos en direcciones opuestas hasta chocar con las rocas y el terreno, mientras un ligero temblor se produce producto del impacto. Nuevamente ambos se levantan, pero esta vez con más dificultad el daño recibido es mayor al que esperaban y sus cuerpos tiemblan con cada esfuerzo, levantan su mirada y ven que sus espadas están lejos para ser usadas, mientras pequeños copos de nieve comienzan a car sobre ellos y a lo lejos se escucha el tararear de una canción. _-Esa voz. –_ Ambos la reconocen, una canción olvidada en los recuerdos de su pasado, una canción que evoca a días mejores, días llenos de esperanza. _-Eluney…_ Pero ninguno de los dos tiene tiempo para oírla. –_ ¿Por qué has vuelto a este mundo? … espera un poco más Eluney._ – Pronuncia Newen. – _Voy a cambiarlo todo. -No… no lo aras. _– Le dice Atipaq. _– No cambiaras nada, no te lo voy a permitir… no después de todo lo que he pasado y de todo lo que he sacrificado. -Sacrificio, tú qué sabes de eso… no tienes ni idea lo que he tenido que sacrificar para tener esta oportunidad. -… - _Atipaq guarda silencio un instante hasta que se decide hablar. - _¿Qué fue lo que hiciste? _– Menciona más como una acusación que como una pregunta mientras su rostro se llena de ira al ver lo que sucedió hace siglos cuando Newen vino a Targon… **Hace Siglos** Una tormenta azota la ladera de la montaña mientras un asustado Newen despierta después de una pesadilla, la reencarnación del emperador oscuro voltea hacia su costado y la ve, aún está durmiendo envuelta entre las pieles que forman su cama, con cuidado las hace a un lado hasta que al fin puede acariciar su pequeño rostro, duerme con mucha tranquilidad a pesar del clima hostil y el bullicio. _-Eluney… - _Susurra sus labios mientras la cubre y nuevamente se hecha e intenta dormir… **Continuara…** **Próximamente: ** **Tristeza Las Penas Del Emperador Oscuro** Y lentamente nos acercamos al épico final y este capítulo nos muestra lo que es un maestro de los elementos, un mago que es capaz de hacer que los elementos mismos adquieran voluntad propia algo que está por encima de todos los magos actuales del juego con excepción de Janna que si puede convocar una criatura elemental. (Tal vez algún día crea un concepto de campeón sobre un maestro elemental) Ojala algún día Rito nos dé un mago que no solo lance bolitas de fuego o haga llover hielo o levante rocas, si no que vaya mucho más allá y también un guerrero mágico y que sea un verdadero Troll xD. Y La Canción Del Capítulo dedicado al Yeti y su niño https://www.youtube.com/watch?v=i2IqgR8UvDc **Y Nos Vemos En El Juego Preferido De Nunu (Ponerle la cola al Yeti)**
Compartir

Al parecer nadie se ha unido a la discusión todavía; ¡sé el primero en comentar!

Denunciar como:
Ofensivo Spam Acoso Foro incorrecto
cancelar